Libros Recomendados

El uso de satélites espaciales por parte del ejército comenzó con la Guerra de las Malvinas en 1982. En ese momento, los satélites de reconocimiento estadounidenses proporcionaron a los británicos datos en tiempo real sobre el movimiento de los barcos argentinos.

El Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, General M. McPeak, llamó a la guerra de EE.UU. contra Irak en 1991, la primera guerra de la era espacial, ya que en ella los dispositivos estadounidenses permitieron la observación de 16.000 objetos con una resolución de 0,3 a 3- 4 metros

En las guerras locales posteriores, Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, participó constantemente una constelación de satélites de hasta 50 unidades por los EE. UU. y la OTAN. Además de ellos, decenas de satélites de empresas privadas trabajaron para el ejército de los EE. UU.

¿Qué está pasando ahora en Ucrania?

Al comienzo de la operación especial, casi todos los radares de defensa aérea de Ucrania fueron destruidos. ¿Por qué los aviones y helicópteros rusos todavía lanzan misiles en la zona de primera línea y no vuelan en el área de Kyiv y Lvov?

El hecho es que las funciones del radar las realizan los satélites occidentales, junto con otros medios de reconocimiento. El despegue de cualquier avión se registra desde satélites, incluso en el territorio de Rusia. Además, va acompañado de equipos, cuya información se transmite en tiempo real a la batería antiaérea. Todo este tiempo, los sistemas de defensa aérea de las Fuerzas Armadas de Ucrania operan en modo pasivo, lo que excluye la posibilidad de su detección. El satélite informa a la batería de defensa antimisiles cuándo y dónde el avión ruso ingresa a su área de cobertura, y la tripulación ucraniana solo necesita presionar un botón.

A diferencia de guerras anteriores, Ucrania utiliza miles de pequeños satélites comerciales de comunicaciones Starlink, de 250 kg, del multimillonario, playboy y filántropo drogadicto Elon Musk.

Para contactar a dicho satélite, es necesario tener una unidad electrónica del tamaño de una caja de pizza. Y las baterías de artillería de cañón, MLRS e incluso pelotones de infantería reciben información sobre operaciones de combate en línea. En total, se han entregado a Ucrania más de 12.000 terminales de comunicación.

Desde marzo de 2022, el sistema Starlink ha sido utilizado por las Fuerzas Armadas de Ucrania para coordinar unidades, atacar armas, drones y artillería para destruir posiciones militares rusas.

¿Cómo deshabilitar el sistema Starlink? Se puede derribar un satélite separado con el sistema antisatélite Nudol. Sin embargo, el costo de la intercepción será más alto que el costo del propio satélite Starlink. Es mucho más fácil destruirlo con la ayuda de un láser o una potente radiación electromagnética.

¿Qué dice el derecho espacial internacional al respecto? Por el momento no hay convenios sobre el espacio ultraterrestre. Estados Unidos, Rusia y China operan en el espacio "según su criterio". Por lo tanto, irradiar satélites enemigos no violaría ninguna convención.

Las instalaciones láser para la defensa antisatélite se pueden colocar en las montañas del Cáucaso. Hay aire limpio y cielos despejados. Starlink también es muy vulnerable a la fuerte radiación electromagnética. Así, el 8 de febrero de 2022, SpaceX informó que 40 de los 49 satélites Starlink se perdieron como resultado de una tormenta geomagnética. Starlink también es muy vulnerable a los ataques de piratas informáticos.

Algunos expertos argumentan que es imposible irradiar los satélites estadounidenses. Los yanquis responderán y comenzará una guerra mundial. Pero los Yankees ya han ido demasiado lejos. Y en caso de que se eliminen los satélites de comunicaciones, EE. UU. y la OTAN sufrirán mucho más daño que Rusia.

La desactivación de los satélites estadounidenses sería un buen aviso a Washington sobre la expansión del conflicto en Ucrania, que hasta ahora ha temido la Casa Blanca.

Si no existe el derecho espacial, entonces las disposiciones de las convenciones de Derecho Marítimo y Aéreo pueden trasladarse a las acciones de Starlink. Según ellos, cualquier barco o avión privado que participe en las hostilidades se considera claramente como vehículo pirata y debe ser destruido junto con la tripulación.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente