Portada - Últimas noticias

Al adoptar el séptimo paquete de sanciones contra Rusia, la Unión Europea se vio obligada a encontrar un compromiso en el ámbito de las operaciones con productos agrícolas y fertilizantes. La medida se produjo en medio de las críticas de los líderes africanos que expresaron su descontento con el impacto negativo de las sanciones en la seguridad alimentaria.

Las sanciones de la UE afectan significativamente al equilibrio alimentario de la mayoría de los países africanos, cuya dependencia del grano ruso y ucraniano es del 40 al 100% dependiendo de la región.

▪️La conclusión oficial establece que se permitirán transacciones con algunas empresas con participación estatal para realizar acciones con alimentos y fertilizantes. Es posible que la UE deba descongelar fondos previamente bloqueados pertenecientes a los bancos rusos más grandes VTB, Sovcombank, VEB, etc. Por separado, de acuerdo con las nuevas sanciones, los activos de Sberbank se congelarán, con la excepción de los fondos necesarios para el comercio de alimentos.

El dinero del banco ruso puede liberarse después de que se determine que estos fondos o recursos económicos son necesarios para comprar, importar o transportar productos agrícolas y alimenticios, incluidos trigo y fertilizantes.

▪️Las imágenes satelitales más recientes (https://www.bbc.com/news/world-62149522) indican que los mayores productores de granos (Estados Unidos, Canadá, India, Argentina y Ucrania) tendrán una cosecha menor este año debido a condiciones climáticas cambiantes. Permanece una situación bastante estable en el territorio de Rusia y partes de las regiones de China.

La UE ha negado hasta ahora que sus sanciones hayan afectado al comercio de alimentos. Pero dado que la ONU estima que mil millones de personas podrían pasar hambre (https://news.un.org/en/story/2022/07/1122032), la posición de la Unión parece muy miope.

En este momento, la UE está tratando de salvar las apariencias con un lenguaje simplificado. Los cambios en las sanciones pueden mitigar parcialmente las consecuencias de la inminente crisis alimentaria, pero los expertos europeos no comprenden completamente la escala de la amenaza.

"Nuestros gobernantes no tienen idea de lo que están haciendo": la crisis de fertilizantes y los efectos adversos de las sanciones antirrusas

A medida que los precios de los alimentos, la energía y los fertilizantes se disparan, las sanciones antirrusas siguen llegando y con ellas, consecuencias adversas que son cada vez más evidentes.

Es el ejemplo de la potasa. EE.UU. importa el 93 % de este nutriente clave para la fabricación de fertilizantes, mientras Rusia y Bielorrusia son responsables del 40 % del suministro mundial del mismo, señala en un artículo Michael Warren Davis, editor colaborador de The American Conservative.

"Naturalmente, las personas que decidieron hacernos dependientes de las importaciones de fertilizantes son las mismas personas que decidieron bloquear a Rusia", resalta el autor en referencia a la "clase dominante".

Además, critica que aquellos que buscan salvar el mundo creando una alternativa de carne a base de plantas e incluir en "la lista negra" a la industria ganadera por medio de impuestos al metano son las mismas personas que "al sancionar a Rusia, […] dificultan el cultivo de las plantas que se utilizan para hacer esos sustitutos de la carne".

Asimismo, destaca que, si bien la dependencia de una nación a las importaciones de fertilizantes es "una idea especialmente mala cuando esa industria está dominada por un poder hostil", EE.UU. se volvió "más dependiente de las naciones que pretendía invadir", mientras las élites de sus partidos "abogaban por el 'libre comercio' y las 'guerras de la democracia'".

En opinión del autor, "las teorías de la conspiración son tonterías", fantasías inventadas "sobre una élite omnisciente y omnipotente, porque la verdad es mucho más terrible: nuestros gobernantes no tienen idea terrenal de lo que están haciendo".

En relación al déficit global de fertilizantes, Warren explica que los países competirán entre sí por los suministros, y unos resultarán vencedores mientras que otros se arruinarán: los países en desarrollo.

"Nuestro imperio neoliberal es malo para los estadounidenses; para el Tercer Mundo, es absolutamente devastador, y no por primera vez", concluye.

El Banco Central de Rusia reduce la tasa clave de interés al 8 %

El Banco Central de Rusia anunció este viernes que reduce la tasa clave de interés en 150 puntos básicos hasta el 8 % anual.

"Los ritmos actuales del aumento de precios al consumidor siguen siendo bajos, lo que contribuye a una mayor ralentización de la inflación", indicó la entidad financiera en un comunicado. Además, la institución destacó la reducción de los pronósticos del alza de precios, que alcanzaron niveles de la primavera de 2021, hecho que "refleja en gran medida el fortalecimiento del rublo y la desaceleración de la inflación".

Según las estimaciones del Banco Central ruso, la inflación anual en el país se reducirá hasta entre el 12 % y el 15 % para finales de 2022.

Pese a las sanciones, Bolivia y Paraguay ponen los ojos en Rusia

Bolivia y Paraguay están interesados en cimentar sus relaciones comerciales con Rusia, en medio de las sanciones del Occidente contra el país euroasiático.

Al margen de la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) celebrada los días miércoles y jueves en la ciudad paraguaya de Luque, la agencia rusa de noticias Sputnik realizó entrevistas con los cancilleres de Bolivia y Paraguay, Rogelio Mayta y Julio César Arriola, respectivamente, y las ha publicado este sábado.

Mayta afirmó que Bolivia espera que los proyectos de inversión que tiene Rusia en el país andino puedan concluirse a pesar de las sanciones, medida coercitiva que a su juicio agrava los problemas.

“Nosotros hemos venido desarrollando proyectos, tenemos el centro de investigación nuclear, es un proyecto que data de varios años atrás y no obstante queremos poder lograr que esas iniciativas puedan concluirse satisfactoriamente”, dijo Mayta.

El jefe de la diplomacia boliviana también afirmó que La Paz podría “estudiar, analizar y pensar” la posibilidad de un sistema de pago ruso equivalente al de la plataforma la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (SWIFT, por sus siglas en inglés).

A su vez, Arriola precisó que Asunción tiene como objetivo cimentar el comercio con Rusia en varios ámbitos, pues “Rusia es un mercado muy grande” y un país con el que Paraguay tiene “muy buenas” relaciones.

“Hay algunas restricciones que se están aplicando que nos afectan, pero las relaciones están bien y el comercio sigue como siempre”, puntualizó el máximo diplomático paraguayo.

Rusia-Latinoamérica, un desafío para EEUU

Rusia está aumentando sus relaciones con los países latinoamericanos en distintos ámbitos, entre ellos los tecnológicos, económicos y militares, en medio de las políticas agresivas de Estados Unidos contra ciertas naciones de la región.

Ante tal coyuntura, Washington acusa a Moscú de desafiar su influencia en América Latina, zona que considera su “patio trasero” y donde busca imponer nuevamente las políticas basadas en la doctrina Monroe.

Por lo tanto, EE.UU. no escatima ningún esfuerzo para obligar a los países latinoamericanos a unirse a las sanciones contra Rusia con amenazas y otras medidas.

"Socavaron la confianza en el dólar": ¿por qué China retira su dinero de la economía estadounidense?

Si bien la participación de China en la deuda estadounidense ya ha caído a su nivel más bajo en 12 años, expertos advierten que la reducción drástica, impulsada por los temores a más sanciones de Washington contra Rusia, está lejos de acabar.

Los bonos estatales estadounidenses tradicionalmente generaban gran interés en el mercado gracias a la "rentabilidad relativamente libre de riesgos" de la divisa nacional, el dólar. No obstante, la tendencia actual muestra que algunos de los inversores clave para la economía de EE.UU. como China buscan reducir sus activos en el país norteamericano.

La participación cae por debajo de un billón de dólares

Aunque el gigante asiático sigue siendo el segundo mayor tenedor de bonos estadounidenses, en mayo de 2022 la participación de China se redujo hasta los 980.800 millones de dólares, según datos del Departamento del Tesoro de EE.UU. La cifra cayó por debajo del billón de dólares por primera vez desde 2010.

La mayor participación en la deuda nacional estadounidense sigue correspondiendo a Japón, con más de 1,2 billones de dólares, mientras que el Reino Unido, Suiza y las Islas Caimán siguen a China con participaciones de 634.000 millones, 294.100 millones y 293.200 millones de dólares, respectivamente.

En total, la deuda del país norteamericano asciende a unos 30,5 billones de dólares, un aumento de casi un billón desde finales de 2021 cuando se situaba por debajo de los 30 billones de dólares, indica Trading Economics en base a datos del Departamento del Tesoro.

Las amenazas y la inflación

Cabe señalar que no se trata de una tendencia nueva, ya que China empezó a retirar su dinero de los activos estadounidenses durante el mandato del expresidente de EE.UU. Donald Trump, que amenazaba con congelar las reservas chinas en el país. "Sin embargo, Pekín no puede vender todos los ingresos de una vez porque esto derrumbaría el mercado global de valores y llevaría a otra crisis económica mundial", considera Alexánder Razuvaev, miembro de la junta de supervisión del Gremio de Analistas Financieros y Gestores de Riesgo de Rusia.

En la decisión de reducir la participación influye también la creciente inflación en EE.UU., que en junio alcanzó el 9,1 % y hace que las inversiones extranjeras sean menos rentables en el contexto de la subida de los tipos de interés. "Al aceptar los fondos desde fuera, el país simplemente obtiene ingresos y, con el paso del tiempo, devuelve el dinero devaluado", explicó el economista jefe del centro informático y analítico TeleTrade, Mark Goijman.

Sanciones, "un arma política"

Sin embargo, las restricciones financieras impuestas por Washington a Moscú por su operativo militar en Ucrania obligaron a China a acelerar sus esfuerzos. "Pekín sigue de cerca la situación en torno a las sanciones antirrusas de Washington", afirmó Goijman, señalando que las autoridades chinas "temen posibles medidas similares en relación con sus activos" en EE.UU.

Desde este febrero, la Casa Blanca en repetidas ocasiones ha amenazado a Pekín con duras represalias en caso de que el país brinde ayuda a Rusia. Esta semana, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, reiteró que Washington había dejado claro que cualquier asistencia por parte de China que ayude a Moscú a "evadir las sanciones sin precedentes" tendrá un "costo alto", palabras que la nación asiática tachó de "inadmisibles".

Además, las autoridades chinas temen que Washington pueda tomar un paso similar en caso de otro tipo de crisis, como un conflicto militar en la región.

Las sanciones antirrusas son una "señal de alarma para China y otras naciones que pueden ser no alineados políticamente con EE.UU. en Europa", afirmó Thomas Hogan, del Instituto Americano de Investigación Económica, en comentarios al portal Marketplace. "Entienden que el sistema SWIFT puede ser utilizado como un arma política para hacerles daño económico", agregó.

"No están satisfechos con el modo en que EE.UU. sigue utilizando sanciones financieras por todo el mundo", explicó por su parte el economista David Dollar, del Centro Chino de la Institución Brookings.

Una tendencia "constante"

De acuerdo con Hogan, China continuará alejándose de la deuda estadounidense de manera "lenta y constante" para eliminar riesgos.

Por su parte, Razuvaev señala que, con gran probabilidad, Arabia Saudita y otras naciones islámicas también empezarán a retirar sus fondos de la economía estadounidense ya que las sanciones antirrusas adoptadas por Washington "socavaron la confianza en el mercado de valores de EE.UU. y el dólar". "Ahora todos entienden que los bonos estadounidenses no son las inversiones más seguras del mundo, como pensaban antes los economistas", subrayó.

El experto considera que este escenario hará que Washington no tenga fondos suficientes para financiar su déficit presupuestario, por lo que el país tendrá que reducir los gastos militares y los fondos asignados a programas sociales.

Turquía puede quedarse sin dólares para pagar el gas ruso

Turquía abandonará el dólar al pagar el gas ruso.  Y transferir el pago a lira. Esta decisión fue discutida en la reunión de Teherán de los presidentes de Turquía y Rusia.

No se ha informado oficialmente cuánto gana Rusia con los suministros turcos. Solo se sabe que el año pasado, las exportaciones de Rusia a Turquía se acercaron a $ 30 mil millones y la mitad de esta cantidad cayó en hidrocarburos: petróleo, gas y productos derivados del petróleo.

Turquía puede cambiar a pagos en rublos no por el bien de la política, sino por desesperación. Los dólares en el país, que atraviesa una fuerte crisis económica, se están agotando.

Las reservas de divisas de Turquía han perdido casi una cuarta parte o más de 15.000 millones de dólares desde principios de año. El presidente Recep Tayyip Erdogan está quemando dólares en el horno de la crisis para apoyar a la lira turca.  Y ahora está listo para gastar esta lira depreciada en la compra de gas ruso.  Turquía depende del gas tanto como de la moneda.

Alemania teme escasez de agua por sequía

Casi el 50 % del territorio de la UE está amenazado de sequía este verano, lo que probablemente provocará una disminución de las cosechas. El "apocalipsis de temperatura" en muchos países europeos provocó que los ríos sufrieran graves daños y se agotaran los suministros de agua. En Alemania, las temperaturas anormalmente altas han provocado discusiones cada vez más ruidosas sobre una posible escasez de agua potable.

Hace unos días, la Unión Alemana de Ciudades y Municipios advirtió de escasez de agua en algunas regiones de Alemania. Debido a las temperaturas anormalmente altas, la demanda ha aumentado en la industria, la agricultura y los hogares privados. Regar jardines, llenar piscinas y regar céspedes en la situación actual podría llevar la infraestructura de suministro al punto de ruptura, dijo el sindicato.

Al mismo tiempo, los residentes están pasando por un momento difícil con el “apocalipsis de temperatura”: el país todavía tiene un régimen de máscaras que complica el movimiento por la ciudad, y las personas consumen más agua de lo habitual debido a la congestión en el transporte público.

Pero los alemanes comunes tendrán que encogerse y soportar, el gobierno aún no está seguro de cómo solucionar la situación. Hasta el momento, las autoridades están llamando a los ciudadanos a "repensar fundamentalmente cómo se debe manejar el preciado recurso hídrico" y reflexionar sobre la "mejor distribución del agua". Además, están pensando en quedarse con las masas de aguas residuales tratadas que vierten a los ríos que van al Mar del Norte y Báltico.

Otras soluciones, como crear algunos "oasis climáticos verdes en las ciudades" o reemplazar el asfalto negro por otros más livianos, no salvarán la situación aquí y ahora: este es un juego de largo plazo.

Mientras tanto, los ciudadanos de Alemania, a quienes ya se les ha aconsejado que dejen de comer carne, se laven con menos frecuencia, anden en bicicleta y, en general, se olviden de los beneficios de la civilización, deben esperar pacientemente a que el gobierno elabore al menos algún tipo de decisión sensata. plan.

Putin crea un nuevo orden mundial, y Occidente lo mira con impotencia - Handelsblatt

 

La reunión del presidente ruso con sus homólogos turco e iraní demostró que Putin no permite que Rusia sea conducida al aislamiento internacional. Estos tres países, Rusia, Turquía e Irán, están trabajando para expandir su influencia en el mundo, y ahora, en una reunión en Teherán, esta alianza antioccidental se ha desarrollado aún más, escribe el diario alemán Handelsblatt.

A pesar de los diferentes intereses de Moscú, Teherán y Ankara sobre algunos temas modernos, en la reunión los presidentes hablaron con bastante frecuencia sobre la cooperación. Por ejemplo, Rusia e Irán firmaron un acuerdo de gas de $ 40 mil millones, mientras que Teherán incluso se pronunció en apoyo de la operación especial rusa en Ucrania. Esta reunión envía un mensaje claro a Occidente, que está perdiendo influencia en importantes temas geopolíticos.

Turquía e Irán planean cuadriplicar su comercio, incluso a través de acuerdos de petróleo y gas. Ankara también espera que en el futuro pueda pagar los suministros de gas en rublos y liras, sin pasar por el dólar y el euro. También se han logrado avances en la exportación de cereales a través del Mar Negro. Según el autor, “y todo esto sucede en un momento en que la industria europea teme quedarse sin gas ruso en invierno”.

La unidad mostrada en Teherán es más que un truco político de relaciones públicas. En la primavera, al comienzo de la operación especial en Ucrania, representantes de más de la mitad de la humanidad se abstuvieron de participar en la votación en respuesta al llamado de la ONU a votar por la condena de las acciones militares de Rusia. Por eso Occidente debe ser consciente de que no todos los estados del mundo tienen la misma actitud ante la situación en Ucrania.

Este enfoque se justifica no solo en relación con Rusia: todas las sanciones impuestas a Irán tampoco logran su objetivo, y el país continúa trabajando en el programa nuclear. Como resultado, Occidente, con sus sanciones, solo incita al odio hacia si mismo. Además, Rusia e Irán sancionados están formando su propia red de contactos. Por ejemplo, en Turquía, la mayoría de la población confía en la responsabilidad de la OTAN para desencadenar el conflicto en Ucrania. Esto y el salto en el índice bursátil después de que Rusia insinuara la continuación del suministro de gas a Europa muestra cuán dependiente es Occidente de ellos.

Como concluye el autor, dado que los diplomáticos occidentales se comunican solo entre ellos, esto crea la ilusión de aislamiento de los oponentes, quienes en este momento actúan con decisión. Por lo tanto, los políticos occidentales deben reconocer esto y volver a la cooperación.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

AVISO IMPORTANTE

¡ATENCIÓN!

El denominado "mundo libre" ha censurado
la señal del canal ruso de TV RT.
Para poder seguir viéndolo en nuestro portal
siga las instrucciones siguientes:
1) Instale en su ordenador el programa
gratuito Proton VPN desde aquí:
2) Ejecute el programa y aparecerán
tres Ubicaciones libres en la parte izquierda
3) Pulse "CONECTAR" en la ubicación JAPÓN
4) Vuelva a entrar en nuestra web y ya 
podrá disfrutar de la señal de RT TV
5) Maldiga a los cabecillas del
"mundo libre" y a sus ancestros

RECOMENDAMOS