Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

"La era de la cooperación con Occidente ha terminado. No habrá retorno a la situación anterior al 24 de febrero en las relaciones con EE. UU. y Europa" - Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia

Lucía Barrios. Europa no está pasando un buen momento y su futuro se ensombrece a medida que el efecto rebote de las sanciones a Rusia amenaza a su población con quedarse sin acceso a la calefacción y sufrir una mayor inflación a pocos meses de que comience el invierno boreal.

Analistas advierten que el malestar en la población europea incluso podría derivar en protestas callejeras, lo que debilitaría a sus gobiernos y podría llevar a estos a desistir en su apoyo a EEUU y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en su presión contra Moscú.

"Esta situación puede generar protestas y debilitar a los gobiernos europeos. (…) Esto obliga a Europa en pensar en revisar las estrategias de sanciones que perjudica a sus propias economías", dijo a Sputnik el politólogo colombiano Christian Arias Barona, investigador y profesor de la Universidad de Buenos Aires.

El Observatorio de la Universidad Autónoma de Madrid sobre la Economía Mundial propuso una revisión de las sanciones a Rusia por considerar que tanto EEUU como la Unión Europea (UE) no habrían logrado bloquear el sistema productivo ruso como esperaban cuando las establecieron.

El Observatorio señaló que estas medidas han sido más perniciosas para la UE, sin tener un efecto contundente sobre Rusia.

Arias Barona consideró que las sanciones a Moscú dejaron en evidencia la "dependencia" de Europa en materia de energía y la capacidad de Rusia para resolver una "situación de crisis" como la que está enfrentando.

Hace unos días, la UE decidió suavizar medidas contra los bancos rusos para permitir comercio de alimentos.

Además, Washington, a mitad de julio, permitió a las empresas estadounidenses comprar productos agrícolas y fertilizantes rusos.

Dependencia

Por otro lado, el analista venezolano y vicerrector académico de la Universidad Latinoamericana y del Caribe, Hernán Zamora, dijo a Sputnik que hay posibilidades de que Europa tenga que dejar sin efecto las sanciones contra Rusia en los próximos meses, especialmente en el invierno, cuando su población necesite gas y alimentos.

"El momento más álgido lo tendrá Europa en el invierno y podría dejar las sanciones contra Rusia. El invierno vuelve a convertirse en un espacio para Rusia que define la situación geoestratégica y geopolítica. Esto va a ocurrir en pocos meses, ya en diciembre", pronosticó Zamora.

Sostuvo que Europa, en el invierno, depende de los cereales y del gas, lo que genera un "conflicto en su población, que podría llegar a temer que va a pasar frío y hambre".

En la misma sintonía, Arias Barona dijo que el cambio de estación va a impactar "fuertemente" en la vida de la gente.

"La imposibilidad de tener calefacción en invierno puede generar un enorme descontento en la población y es algo que poco se visibiliza en las noticias o en los análisis. El encarecimiento de la vida y la crisis global va de la mano de una inflación en Europa", agregó.

La Comisión Europea advirtió el 26 de julio que si se produce un corte total del suministro de gas desde Rusia, la UE tendrá un déficit de este combustible estimado en unos 45.000 millones de metros cúbicos (15% de lo que los estados miembros consumen en promedio entre agosto y marzo) en un invierno frío.

Globalización

Zamora explicó que el modelo de bloqueo y sanciones de Occidente no estaba planificado en el largo plazo, por lo que ya en estos momentos se empiezan a observar el efecto rebote en EEUU y en Europa, a causa de la globalización.

"Occidente no pude seguir jugando con las reglas que no solo aplican a Rusia sino que también ellos se ven envueltos en ese entramado. Necesita recursos para comprar alimentos, tiene una estructura montada en la economía cerealera. A Occidente le toca renegociar", explicó.

Opinó que este tipo de sanciones "tienen más sentido" cuando se aplican a países latinoamericanos, como el caso de Venezuela, que no tienen la interdependencia que tienen las economías europeas.

La situación de EEUU

Zamora también consideró que EEUU se encuentra en una situación "complicada".

"Es el que más ha impulsado las sanciones a Rusia, pero cuando sus aliados en Europa se vean obligados a retroceder, de cara a la opinión pública no va a quedar bien parado. Por otro lado, EEUU, cuya economía es de las más globalizadas, se ve en la necesidad de empezar a negociar", indicó.

El experto sostuvo que las sanciones a Rusia van a ir "mutando" en función de los "intereses occidentales".

"Por ejemplo, primero van a quitarlas para los alimentos, pero las mantendrán para el calzado", agregó.

Rusia es uno de los países líderes en exportaciones de trigo y cebada, aceites vegetales, pescado y mariscos.

El año pasado aumentó sus exportaciones al mercado global en más del 21%, superando los 37.000 millones de dólares.

Alemania encuentra en su propio territorio la turbina perdida que asegura el suministro de gas ruso

Nunca una turbina ha generado tantos quebraderos de cabeza y titulares de prensa como la que el proveedor ruso Gazprom envió a Canadá para su reparación y a la que se achaca que en las últimas semanas se haya reducido el suministro de gas a Alemania hasta el punto de temer un corte definitivo.

Ya se sabe dónde está la turbina y eso es un gran avance. La unidad, que fue devuelta a Alemania desde Canadá, se encuentra en las instalaciones de la empresa Siemens Energy a la espera de ser enviada a Rusia. Paradójicamente, esta es la empresa encargada del mantenimiento de las turbinas del Nord Stream, la infraestructura que provee de gas a Alemania.

El gigante ruso decía la verdad. No habían recibido la turbina y, por ende, tampoco podían instalarla para retomar el flujo del gas. Se desconoce donde se produjo el fallo de Alemania, pero las acusaciones a las 'maniobras' de Rusia no dan más de si.

Ahora, la explicación, sin embargo, parece más simple. El pedido original para la producción y entrega de la turbina no fue realizado por Siemens Energy, sino por la empresa británica Rolls Royce, que ahora se dedica principalmente a los motores de aviación. Rolls Royce suministró en 2010 ocho turbinas industriales Trent 60 para Nord Stream 1, según una investigación del diario Die Welt. En 2014, Siemens Energy compró esta rama de la industria a Rolls Royce por casi mil millones de euros, pero el centro de mantenimiento de esas turbinas siguió en Montreal.

Que el Gobierno canadiense decidiera enviar la turbina reparada a Alemania y no directamente a Rusia se explica en el régimen de sanciones a Rusia. Será pues el Gobierno de Berlín quien deba violar esas sanciones que apoyó. La dependencia alemana del gas ruso y la necesidad de evitar una crisis energética que conduzca a este país a una recesión justifican esa excepción.

Entre tanto, Gazprom ha desactivado en el Nord Stream una segunda turbina, por lo que del 40% del volumen que fluía por defecto de la primera, se ha pasado a un suministro del 20%.

  • Alemania bloquea el paquete de ayuda de 8.000 millones para Ucrania

El excanciller alemán propone eliminar la escasez de gas usando el gasoducto Nord Stream 2

La solución más sencilla del problema de escasez de gas en Alemania sería la puesta en explotación del gasoducto Nord Stream 2, declaró el excanciller alemán Gerhard Schröder.

"Lo más sencillo sería poner en explotación el gasoducto Nord Stream 2, que está listo. Por si las cosas van muy mal, existe esa tubería, y es que disponiendo de dos Nord Stream no tendríamos problemas con el abastecimiento de gas para la industria y las familias alemanas", anunció en una entrevista con Stern.

Los que no quieren usar el Nord Stream 2, "deberán asumir las consecuencias, que serán enormes en Alemania", agregó. "Ya las sienten quienes usan gas para calentarse (...), la situación será muy grave para los que ahorran cada céntimo", dijo Schröder y recordó el principio elemental de la economía de mercado: "si la oferta es escasa, los precios crecen".

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, confirmó la conversación entre Putin y Schröder.

"Sí, Schröder estuvo en Moscú recientemente y tuvo una reunión presencial con el presidente Putin y desde luego el excanciller (…) está muy preocupado por la situación actual y la crisis energética que estalla en Europa (…) y las perspectivas poco halagüeñas del sector", dijo el vocero.

Añadió que Schröder le pidió a Putin explicar el punto de vista ruso de la situación actual.

El presidente ruso, continuó el portavoz, explicó que los suministros del gas ruso a Europa cayeron significativamente por las sanciones europeas, el cese por Ucrania del tránsito del referido combustible a través de un ramal bajo un pretexto artificial, así como las sanciones polacas contra la tubería Yamal-Europa.

También, existe un problema con turbinas del gasoducto Nord Stream, una de las cuales se encuentra en Alemania después de las reparaciones en Canadá y para su regreso la subsidiaria británica de la compañía Siemens Energy exige documentos sobre su estado técnico, así como los que confirman que no cae bajo sanciones, agregó.

Según Peskov, el excanciller también preguntó a Putin si es posible, teóricamente, empezar a suministrar gas a través del gasoducto Nord Stream 2, a lo que el presidente ruso contestó que "este proyecto, mecanismo complicado está listo para el uso inmediato".

El Gobierno de Alemania suspendió la certificación del gasoducto Nord Stream 2 tras el reconocimiento por Moscú de la soberanía de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. La titular de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, declaró que el proyecto "está de hecho congelado".

La infraestructura consta de dos hilos con capacidad para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas anuales.

Los depósitos de gas en Alemania actualmente están llenos en más del 60% y la intención del Gobierno es elevar este nivel hasta el 90% para el 1 de noviembre.

Suiza sanciona al mayor banco ruso y prohíbe importar oro desde Rusia… Suiza era solo una covacha para ladrones occidentales

El Gobierno de Suiza ha aprobado este miércoles un séptimo paquete de sanciones contra Rusia que incluye el embargo de los suministros de oro y la congelación de los activos de Sberbank, el mayor banco ruso, al que ahora está prohibido "proporcionar fondos, recursos económicos o servicios técnicos".

El Consejo Federal del país europeo ha anunciado en un comunicado que la ampliación de las restricciones antirrusas va "en línea con las últimas sanciones de la Unión Europea sobre el oro y los productos de oro". El organismo aclaró que hizo "dos nuevas excepciones" para evitar disrupciones en los canales de pago existentes y no obstaculizar las transacciones relacionadas con los productos agrícolas o suministros del petróleo a terceros países, algo que también hizo el bloque comunitario.

El fracaso de las sanciones contra Rusia expone la "crisis de la hegemonía unipolar de EEUU"

CARACAS (Sputnik) — El fracaso de las sanciones impuestas contra Rusia, por la operación militar especial en Ucrania, muestran la crisis de la hegemonía unipolar de EEUU, lo que hace necesaria la conformación de un nuevo orden mundial, dijo a la Agencia Sputnik el diputado por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Saúl Ortega.

"El fracaso se debe a que la hegemonía unipolar de EEUU está en crisis, el conflicto en Ucrania pone a la orden del día la necesidad de un nuevo orden internacional (…) EEUU irrespeta el Acuerdo de Viena en materia consular, económica, militar, en todos los órdenes EEUU está irrespetando las condiciones que se heredaron después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945)", expresó Ortega.

El Observatorio de la Universidad Autónoma de Madrid sobre la Economía Mundial planteó una revisión de las sanciones a Rusia porque consideran que tanto EEUU como la Unión Europea no habrían logrado bloquear el sistema productivo ruso como esperaban cuando las establecieron.

Ortega, también integrante de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral, de mayoría oficialista), consideró que además se deben revisar las sanciones contra Rusia por su ilegalidad.

"Deben revisarlas porque son ilegales e inmorales, es la guerra económica, eso va contra los principios de la OMC [Organización Mundial del Comercio] y desde el punto de vista político no van a lograr los resultados, porque Europa, en este caso Ucrania, se dejó imponer una guerra en su territorio gracias a la posición títere del presidente de ese país [Volodímir Zelenski]", agregó.

Crisis

Rusia lanzó la operación militar especial en Ucrania en respuesta a la solicitud de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, para que se les preste ayuda frente al genocidio por parte de Kiev.

Tras el inicio de esta operación varios países adoptaron sanciones contra Moscú, que van desde la desconexión parcial de Rusia del sistema Swift, el cierre del espacio aéreo para las aerolíneas rusas y la paralización de las reservas internacionales de su Banco Central.

Swift (acrónimo inglés de Society for World Interbank Financial Telecommunication) es una plataforma que conecta a unas 11.000 instituciones financieras de más de 200 países y sirve de base del sistema financiero internacional.

Las medidas contra Moscú ocasionaron el alza a nivel mundial de los precios del petróleo, del gas y de los fertilizantes y tienen un impacto negativo en las propias economías de EEUU y los países de la Unión Europea.

En ese sentido, el parlamentario indicó que Europa se enfrenta a una severa crisis por estar subordinada a los intereses de EEUU.

"Europa, como está subordinada a los intereses del imperialismo norteamericano, se dejó imponer una política que se está revirtiendo y que va a arruinar su economía y que la va a llevar a la pobreza, a la recesión, a la inflación y quienes van a pagar los platos rotos [sufrir las consecuencias] son los propios europeos por culpa de los títeres que gobiernan esos países", subrayó.

Ortega, jefe de la delegación venezolana ante el Parlamento del Mercosur (Parlasur), opinó que las medidas económicas contra Rusia resultaron insostenibles para Europa, por lo que dijo que podrían producirse manifestaciones por parte los ciudadanos.

"Son insostenibles las medidas (…) Creo que vamos a una oleada de protestas por hambre, miseria, las penalidades que está pasando el pueblo europeo y eso compromete las gobernanzas frágiles de la democracia liberal en toda Europa", acotó.

No obstante, la Comisión Europea propuso en julio desbloquear algunos de los fondos de los bancos rusos para reanudar el comercio de productos agrícolas y alimentarios.

Además, Rusia y Turquía, con la mediación del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, firmaron el 22 de julio un acuerdo sobre la exportación de granos desde los puertos de Ucrania.

Análisis: EEUU y Europa sufren por las sanciones que aplican a Rusia

Alfredo Zaiat

Las economías de las potencias occidentales se han debilitado. La inflación se ubica en niveles muy altos, la confianza del consumidor se muestra frágil y el alza de las tasas de interés incrementa el riesgo de una recesión generalizada.

A la vez, la economía de Rusia no bajará tanto como se preveía, las exportaciones energéticas y de crudo se han mantenido y la demanda interna sigue a buen ritmo.

La descripción de la evolución de estas economías es del propio Fondo Monetario Internacional en su última actualización de las Perspectivas Económicas Mundiales. Deja en evidencia, aunque no lo dice explícitamente, el fracaso de las sanciones económicas a Rusia a partir del conflicto bélico en Ucrania.

Guerra económica que Occidente ha iniciado y se ha convertido en un bumerán, puesto que los mayores costos los está padeciendo la población europea por el alza de los costos energéticos y la aceleración de la tasa de inflación.

Alemania

Uno de los casos emblemáticos se desarrolla en la potencia europea, Alemania. Cada vez más empresas están renunciando a su producción en este país o han restringido sus operaciones comerciales debido al fuerte aumento de los precios de la energía.

Este es el resultado de una evaluación realizada por la Asociación de Cámaras Alemanas de Industria y Comercio (DIHK, en alemán) entre 3500 empresas de todos los sectores y regiones a nivel nacional.

El 16% de las empresas industriales se sienten obligadas a reaccionar ante la crisis energética actual reduciendo la producción o cediendo al menos parcialmente áreas de negocio. Casi una cuarta parte ya lo han hecho, y otra cuarta parte está en proceso de hacerlo. Aproximadamente la mitad de estas empresas afirman que todavía están planeando los pasos correspondientes.

"Estas son cifras alarmantes", dice el presidente de DIHK, Peter Adrian. Para agregar que "muestran cómo los precios de la energía elevados son una carga para nuestra ubicación. Muchas empresas no tienen más remedio que cerrar o trasladar la producción".

Pandemia + conflicto bélico

La titubeante recuperación de 2021 ha venido seguida de una evolución cada vez más lúgubre en 2022. Durante el segundo trimestre de este año, el producto mundial se contrajo.

El FMI detalla los varios shocks que han sacudido una economía mundial ya debilitada por la pandemia:

  1. Una inflación superior a lo previsto en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos y las principales economías europeas, que ha provocado el endurecimiento de las condiciones financieras.
  2. Una desaceleración peor de lo previsto en China, consecuencia de los brotes de la COVID-19 y los confinamientos.
  3. Los impactos negativos del conflicto bélico en Ucrania y las sanciones económicas a Rusia.

Según el pronóstico del Fondo, el crecimiento se reducirá de 6,1% del año pasado a 3,2% en 2022, un descenso de 0,4 puntos porcentuales con respecto los pronósticos de abril de 2022 en sus Perspectivas de la Economía Mundial (informe WEO).

La inflación mundial fue revisada al alza por los economistas del FMI debido al aumento de los precios de los alimentos y la energía y los persistentes desequilibrios entre la oferta y la demanda, y prevén que este año se sitúe en 6,6% en las economías avanzadas y 9,5% en las economías de mercados emergentes y en desarrollo, es decir, revisiones al alza de 0,9 y 0,8 puntos porcentuales, respectivamente.

Para 2023, esperan que la política monetaria restrictiva comience a impactar a la baja la tasa de inflación pero con un avance del Producto mundial que será de tan solo 2,9%.

Estados Unidos

El crecimiento inferior registrado a principios del año, la pérdida de poder adquisitivo de los hogares y una política monetaria más restrictiva provocaron la baja de 1,6% en el PIB de Estados Unidos.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, afirmó que la economía estadounidense se encuentra en un estado de transición, no de recesión, a pesar de dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

La recesión, insistió Yellen, es un “debilitamiento generalizado de nuestra economía” que incluye despidos sustanciales, cierres de negocios, tensiones en las finanzas de los hogares y una desaceleración en la actividad del sector privado. “Eso no es lo que estamos viendo en este momento”, dijo durante una conferencia de prensa en el Tesoro.

Sin embargo, esos comentarios llegaron el mismo día en que la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio informó que el Producto Interno Bruto, la medida más amplia de la actividad económica, cayó 0,9% en el segundo trimestre. Inmediatamente después de una contracción del 1,6% en el primer trimestre, las dos caídas consecutivas cumplen la definición técnica de recesión.

La Oficina Nacional de Investigación Económica será el árbitro oficial de las recesiones y probablemente no se pronuncie durante meses. Yellen comenzó sus comentarios con una lista de los logros económicos de la administración del presidente Joe Biden. Pero la inflación ha demostrado ser el obstáculo más grande, aumentando 9,1% interanual en junio.

Los niveles de confianza de consumidores y empresas se han desplomado, y encuestas recientes muestran que una mayoría de estadounidenses cree que el país está en recesión.

Alimentos y Energía

El motor principal de la inflación mundial son los precios de los alimentos, en particular, de los cereales, como el trigo. También las restricciones a las exportaciones impuestas en varios países han provocado un aumento de los precios mundiales de los alimentos.

Los países de bajo ingreso, en los cuales los alimentos constituyen una parte importante del consumo, son los que más sienten los efectos de esta inflación.

En tanto, los últimos pronósticos del FMI sobre el envío de gas a Europa incorporan la expectativa de que el volumen se reducirá aún más. Una paralización completa de las exportaciones de gas ruso a las economías europeas en 2022 elevaría sustancialmente la inflación en todo el mundo en razón de los mayores precios de la energía.

En Europa, esto podría forzar el racionamiento energético, lo cual afectaría a los principales sectores industriales, y reduciría marcadamente el crecimiento en la zona del euro en 2022 y 2023.

Los riesgos para la economía mundial

Desde abril de 2022, las principales economías de Occidente han impuesto sanciones financieras adicionales a Rusia. La Unión Europea ha acordado prohibir las importaciones de carbón a partir de agosto de 2022, y el transporte por vía marítima de petróleo ruso a partir de 2023. Además, anunció que bloqueará el seguro y el financiamiento del transporte marítimo de petróleo ruso a terceros países antes de que termine este año.

El saldo de estas medidas para las perspectivas de la economía mundial resulta negativa precisamente por esta estrategia de Estados Unidos seguida por Europa de lanzarse a aplicar una batería de sanciones económicas a Rusia.

Los riesgos quedan en evidencia:

El conflicto bélico en Ucrania podría paralizar las importaciones de gas ruso a Europa.

La inflación podría ser más difícil de reducir de lo que se esperaba, ya sea porque la rigidez de los mercados de trabajo resulta mayor de lo previsto, o porque se desanclan las expectativas de inflación.

El endurecimiento de las condiciones financieras mundiales podría causar sobreendeudamiento en economías de mercados emergentes y en desarrollo.

Los nuevos brotes de COVID-19 y confinamientos, así como un empeoramiento de la crisis en el sector inmobiliario, podrían inhibir aún más el crecimiento en China.

La fragmentación geopolítica podría obstaculizar el comercio y la cooperación mundiales.

El suministro por gasoducto de gas ruso a Europa ha sufrido una fuerte contracción, situándose en torno al 40% del volumen del año anterior, contribuyendo así al fuerte incremento de los precios del gas natural registrado en junio.

Las consecuencias para las principales economías europeas de las sanciones económica a Rusia han sido peores de lo esperado, debido tanto al aumento de los precios de la energía como a la pérdida de confianza de los consumidores y el menor dinamismo de las manufacturas a causa de los persistentes problemas en la cadena de suministro y el aumento de los precios de los insumos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente