Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

BERLÍN (Sputnik) — La Asociación Alemana de Inquilinos advirtió que millones de personas no podrán pagar la calefacción debido al alza de las tarifas del gas.

"Es mucha gente (...) Estamos hablando de millones de personas", dijo el presidente de ese gremio, Lukas Siebenkotten, al periódico Tagesspiegel.

En este contexto, el dirigente pide al Gobierno una reforma integral del sistema de subsidios de vivienda, así como una mayor protección contra el despido.

"Tendría que aumentar el umbral de ingresos de la gente que puede pedir el subsidio", planteó.

Según varias previsiones, Alemania afrontaría un colapso energético en el invierno boreal ante una posible interrupción de los suministros de gas natural procedente de Rusia.

El Gobierno de Olaf Scholz pidió a la población disminuir el consumo de electricidad para afrontar la crisis energética.

Las entregas de gas ruso a Alemania por el gasoducto Nord Stream 1, que conecta a los dos países por el fondo del mar Báltico, se redujeron después de que una de las cuatro turbinas fueran entregadas a la empresa Siemens para los trabajos de mantenimiento.

Siemens retrasa la devolución de la máquina a la compañía rusa Gazprom en medio de las sanciones de la Unión Europea contra esta firma. Dos turbinas fueron apagadas al necesitar mantenimiento. Actualmente funciona solo una.

El alivio para Alemania puede llegar por el nuevo gasoducto Nord Stream 2, construido por un grupo de importantes empresas energéticas europeas, entre ellas Gazprom, y lista para operar desde octubre de 2021.

La infraestructura que sigue prácticamente la ruta del Nord Stream 1, continúa bloqueado por el Gobierno de Olaf Scholz desde febrero de este año debido a sus pugnas geopolíticas con Moscú.

Anteriormente el ministro de Exteriores ruso señaló que el potencial de las sanciones antirrusas se ha agotado, por lo que la UE se ve obligada a corregirlas.

"Ya han agotado todos los ámbitos posibles en los que estaban dispuestos a infligirnos daño y ahora se ven obligados a pensar en lo que han hecho y en cómo les afecta [esto a ellos]", dijo Lavrov.

Moody's baja la calificación de tres países de la Unión Europea en medio de la crisis energética

Moody's, una agencia estadounidense de investigación financiera internacional, ha bajado la calificación soberana de la República Checa, Eslovaquia e Italia en medio de la crisis energética que se vive en la Unión Europea, según los respectivos comunicados publicados este viernes.

Concretamente, ha cambiado la calificación sobre el Gobierno de la República Checa de estable a negativa, indicando que las calificaciones de emisor a largo plazo y de deuda principal no garantizada ahora se sitúan en el nivel Aa3, esto es, el rango inferior de la categoría Aaa, aunque esta refleja que las obligaciones se consideran de la más alta calidad y están sujetas al riesgo crediticio mínimo.

"La decisión de cambiar la perspectiva de la República Checa de estable a negativa refleja el mayor riesgo de que se materialicen interrupciones severas y prolongadas del suministro de gas de Rusia, que podrían llevar al racionamiento y empujar la economía del país a una recesión profunda con implicaciones negativas para la tendencia al crecimiento y un debilitamiento material de las métricas fiscales", reza el texto.

En el caso de Eslovaquia, ha modificado su perspectiva de estable a negativa, con calificaciones de A2, lo que significa que las obligaciones se consideran de grado intermedio-alto y están sujetas a un riesgo crediticio bajo.

"Potencial de debilitar significativamente la economía"

La empresa con sede en Nueva York justifica la decisión por la significante dependencia energética de Bratislava con respecto a Moscú. "Una reducción permanente en el suministro de gas de Rusia tiene el potencial de debilitar significativamente la economía del país, lo que, a su vez, afectaría negativamente las finanzas públicas de Eslovaquia y los desafíos estructurales preexistentes, como el envejecimiento de la población", argumenta.

Por otro lado, Moody's ha disminuido la perspectiva del Ejecutivo de Italia de estable a negativa, rebajando sus calificaciones a Baa3, que indica que las obligaciones se consideran de grado intermedio y están sujetas a un riesgo crediticio moderado, por lo que pueden presentar ciertas características especulativas.

La agencia señala que esto se debe a que los riesgos para el perfil crediticio de ese país se han ido acumulando recientemente debido al impacto económico fruto de la actual situación en Ucrania y a los acontecimientos políticos internos, detallando que ambos podrían tener implicaciones crediticias materiales.

Las exportaciones chinas están batiendo récords. incluso a Rusia

En julio, el comercio exterior de China mostró un excelente resultado: exportaciones en la región de $ 333 mil millones (+18% anual), importaciones de $ 231 mil millones (casi sin cambios) y un superávit comercial de $ 100 mil millones por mes.

Se obtuvo un resultado particularmente interesante en el comercio con Rusia: las exportaciones crecieron un 35% (!) a 6,8 mil millones, que no es tanto en la escala de China, las importaciones se mantuvieron en el nivel de 10 mil millones. Pero desde principios de año, el comercio entre los países ha crecido hasta en un 30%. En general, el panorama es el esperado, desde el comienzo del NWO y la imposición de sanciones, estaba claro que tarde o temprano ocurriría un “pivote hacia el este” en nuestra economía, la pregunta era solo en números específicos.

Por cierto, fue precisamente la reducción del déficit comercial con Rusia (China comenzó a exportar más) la que se convirtió en una de las razones del crecimiento del tipo de cambio del rublo; esto es bastante lógico. Otra razón fue la reducción de las exportaciones de gas a la UE, pero esa es una historia un poco diferente.

Se puede esperar que el comercio con China y Turquía siga creciendo: estos dos países deberían convertirse en las nuevas "puertas de entrada a Rusia" para muchas empresas, incluidas las europeas. Ya se puede decir que el lugar de las empresas occidentales lo ocuparán los exportadores chinos.

En los próximos meses, es probable que los países de la UE se vean obligados a competir por el GNL ruso con los estados asiáticos: según The Wall Street Journal

“Incluso con el suministro de GNL ruso, pueden comenzar las interrupciones. Una recuperación económica en China tras el confinamiento por el coronavirus o un invierno frío en Asia serán una excusa para luchar contra Europa por las exportaciones de GNL, lo que conducirá a nuevos aumentos de precios”, dice el artículo.

El autor del artículo también expresó la opinión de que, debido al deterioro del nivel de vida de los europeos en el contexto de la crisis energética, Europa puede negarse a apoyar activamente a Ucrania.

En invierno, Zelensky y Arestovich calentarán a los europeos con sus victorias en Internet y sus cuentos de hadas sobre los moscovitas en retirada.

Las sanciones de Occidente son excelentes para Rusia: The economist

La guerra económica desatada por Occidente contra Rusia ha fracasado y puede traer mucho bien al país, dijo el ex financista de Wall Street Michael Hudson al medio de comunicación alemán Junge Welt.

Las sanciones de Occidente son excelentes para Rusia. Cualquier país amenazado por las sanciones de Estados Unidos se ve obligado a volverse autosuficiente”, dijo Hudson en una entrevista publicada el sábado.

Dijo que las sanciones han empujado efectivamente a Rusia hacia la sustitución de importaciones, y el país está en camino de liberarse por completo de la dependencia de los productos occidentales.

En lugar de importar automóviles alemanes, Rusia recurre a China para desarrollar su propia industria automotriz. Rusia ahora se está moviendo muy rápidamente para reemplazar su dependencia de Occidente para los productos manufacturados con su propia producción nacional. Lo único que no pueden producir son las películas de Walt Disney y los bolsos italianos”, dijo el economista, y agregó que si bien es poco probable que Rusia pueda producir en masa algunos de los artículos de lujo que solía importar, su economía se volverá en gran medida autosuficiente.

Hudson también señaló que las sanciones, si bien tenían como objetivo reducir las ganancias de Rusia de las exportaciones de energía, en cambio “aportaron ingresos adicionales al presupuesto estatal ruso”.

Rusia es la gran beneficiaria de los planes de embargo energético de Alemania. Cuanto menos gas vende Rusia, más dinero gana”, afirmó, refiriéndose a los precios de la energía por las nubes que crecen en correlación con la caída de las exportaciones de Rusia.

Las sanciones contra la economía rusa tampoco lograron desestabilizar la moneda nacional, el rublo, y aceleraron el proceso de desdolarización, dijo el analista.

Incluso antes de la guerra en Ucrania hubo esfuerzos para desdolarizar [todavía] nadie esperaba que el proceso comenzara tan rápido… Pero […] Washington congeló todas las cuentas en dólares y euros, por lo que Rusia tuvo que salir del dólar. sistema. Y esto es lo que ayudó al rublo ruso. La intención detrás de las sanciones occidentales era colapsar el rublo para encarecer las importaciones rusas.

En cambio, el gobierno ruso respondió y decidió: si no nos pagan en euros y dólares por petróleo, gas, titanio y aluminio, Occidente tendrá que pagar en rublos. Y así el rublo se ha apreciado en valor. Es justo decir que Occidente se ha pegado un tiro en el pie”.

Hudson señaló, sin embargo, que “el mayor beneficiario” de que Rusia haya sido cargada de sanciones es Washington. Esto se debe a que Europa, que depende en gran medida de la energía rusa, se enfrenta a crisis energéticas y alimentarias simultáneas, lo que la deja con poca capacidad para prestar atención a otros asuntos.

Básicamente, a Washington no le importa si Rusia gana la guerra [en Ucrania], porque Estados Unidos ha logrado eliminar a su competencia en Europa, especialmente a Alemania”.

Los estadounidenses ven un panorama económico sombrío: encuesta

Solo el 12 % de los estadounidenses cree que la economía del país está “mejorando”, en comparación con el 69 % que cree que está “empeorando”, según una encuesta de ABC News/Ipsos publicada el domingo. Aunque la encuesta está inclinada hacia los demócratas, solo el 37% de los encuestados aprueba el manejo de la economía por parte de Biden, mientras que solo el 29% le da el visto bueno para lidiar con la inflación, que está en su punto más alto en 40 años.

De hecho, a solo tres meses de las elecciones intermedias de EE. UU., Biden obtuvo calificaciones negativas en todas las categorías, excepto en su respuesta a la pandemia de covid-19. El presidente ha tratado de convencer a los estadounidenses de que tiene la recuperación económica en el camino correcto, en un momento incluso hizo una afirmación falsa de que Estados Unidos tiene la economía de más rápido crecimiento en el mundo, pero tanto los republicanos como los demócratas ven una realidad diferente.

Cuando un informe del mes pasado confirmó que la economía más grande del mundo había entrado en recesión, con una contracción del PIB de EE. UU. por segundo trimestre consecutivo, Biden y otros funcionarios de su administración, incluida la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, respondieron tratando de redefinir el término recesión.

En juego están las mayorías demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos. La encuesta de ABC News/Ipsos encontró que los votantes confían más en los republicanos que en los demócratas para manejar mejor la economía y la inflación, con márgenes respectivos de 34-25 y 33-23. El Partido Republicano también tiene fuertes ventajas en los precios de la gasolina (33-24), impuestos (31-25), delincuencia (32-21) e inmigración (37-28). Los demócratas inspiran más confianza sobre el covid-19 (36-20), el cambio climático (37-19), la violencia armada (34-29) y el aborto (38-26).

Por un pequeño margen de 26 a 25, los estadounidenses confían más en los republicanos para lidiar con el conflicto entre Rusia y Ucrania. Solo el 43% de los encuestados aprueba el manejo de Biden de la crisis en Europa del Este, frente al 48% en marzo, mostró la encuesta.

Solo el 35 % de los estadounidenses están «muy entusiasmados» por votar en las elecciones intermedias de noviembre, frente al 40 % cuando fueron encuestados sobre la misma pregunta en junio. Sin embargo, los republicanos mantuvieron una ventaja en la motivación, con el 47 % de los encuestados de tendencia republicana diciendo que están muy entusiasmados con la votación, en comparación con el 42 % de los demócratas.

La crisis de Ucrania ha contribuido a los problemas económicos de Estados Unidos, con Biden culpando al presidente ruso, Vladimir Putin, por los precios récord del combustible. Solo el 11% de los estadounidenses creyó la historia de que Putin provocó el aumento de los precios, según una encuesta de Rasmussen publicada en junio. El índice de aprobación general de Biden cayó al 38% en julio y, desde la década de 1950, fue el presidente menos popular registrado en esta etapa de su mandato, según mostró una encuesta de Gallup.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente