Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Los precios de uranio han igualado sus cotas máximas del pasado mes de marzo, en medio de la crisis energética mundial, reportó este martes Financial Times.

Financial Times detalla que los precios de uranio se han disparado un 7 % desde mediados de agosto, superando los 50 dólares por libra. Según UxC, empresa de investigación y análisis del mercado del combustible nuclear, la última vez que el uranio cotizó a estos niveles fue hace una década.

Sin embargo, muchos participantes en el mercado consideran que el aumento de precios no se detendrá ahí. En particular, Bank of America predice que el precio del concentrado de uranio alcanzará los 70 dólares por libra el próximo año.

Los analistas señalan que la principal razón de esta subida de los precios del uranio es el aumento de la demanda de uranio, provocado por la crisis energética mundial y la revisión por los Gobiernos de su enfoque de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Asimismo, Financial Times indicó, remitiéndose a un informe del banco de inversiones Berenberg, que el mercado mundial de combustible nuclear depende del concentrado de uranio procedente de Rusia, que representa alrededor del 40 % de la capacidad mundial de enriquecimiento de este elemento. La imposición de sanciones por parte de los países occidentales a los suministros de uranio procedentes de Rusia podría "causar inestabilidad en el mercado y provocar un aumento explosivo de los precios", advierten los expertos de Berenberg.

Rusia confirma el envío de cereales a sus socios tradicionales pese a las sanciones

MOSCÚ (Sputnik) — Rusia continúa las exportaciones de cereales a sus compradores tradicionales a pesar de los obstáculos derivados de las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, según informó el vicedirector del Servicio de Aduanas ruso, Vladímir Ivin.

"Las exportaciones siguen. Han roto la cadena logística, pese a ello las exportaciones continúan", declaró Ivin a Sputnik.

El alto funcionario subrayó que los países que tradicionalmente compran los cereales rusos, siguen adquiriendo el producto. "Las exportaciones no se detienen", apostilló.

Según las previsiones del Ministerio de Agricultura, en el año agrario de 2022-2023 las exportaciones rusas de cereales podrían alcanzar los 50 millones de toneladas, 39,5 millones de ellas de trigo.

A principios de septiembre, el Ministerio aseguró que el país continuaría cumpliendo sus compromisos con sus socios internacionales y tenía previsto enviar a los mercados mundiales 30 millones de toneladas de cereales en el segundo semestre de 2022 en el marco de los acuerdos con la ONU.

La Unión Europea y Estados Unidos impusieron varios paquetes de sanciones contra Rusia por su operación militar para frenar los bombardeos ucranianos contra los civiles de Donetsk y Lugansk. Las restricciones de Occidente afectaron las transacciones y el transporte marítimo de cargas desde Rusia.

El comercio entre Rusia y la India crece un 120 %

El volumen de comercio entre Rusia y la India ha aumentado 120 % en 2022, anunció Yuri Ushakov, el asesor del presidente ruso Vladímir Putin para política exterior, citado por RIA Novosti.

Según el funcionario, las relaciones entre ambos países se están construyendo activamente. "El volumen de negocio comercial también ha aumentado de forma significativa, con un incremento de alrededor del 120 % en 2022", indicó Ushakov a los periodistas, precisando que este año han aumentado los suministros de petróleo, carbón y fertilizantes rusos a la India.

El asesor señaló que los dos países están trabajando actualmente en medidas bilaterales para ampliar el uso de sus monedas nacionales, el rublo y la rupia.

Se espera que los líderes de Rusia y de la India se reúnan al margen de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que tendrá lugar en la ciudad de Samarcanda, en Uzbekistán, los días 15 y 16 de septiembre.

El principal objetivo de la OCS es el fortalecimiento de la seguridad regional, así como la cooperación económica y cultural.

Putin revela que el intercambio comercial entre Rusia e Irán creció más del 100 % en año y medio

El presidente ruso, Vladímir Putin, se ha reunido con su homólogo iraní, Ebrahim Raisi, en el marco de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái que arrancó este jueves en la ciudad uzbeka de Samarcanda.

Moscú da la bienvenida a la incorporación de la nación persa a la organización, que se materializará tras completarse un trámite, destacó el presidente ruso. Ayer Irán firmó un memorando de compromiso con la OCS que allana el camino para su adhesión al bloque.

Asimismo, Putin señaló que las relaciones bilaterales entre ambos países se desarrollan en todos los vectores, al tiempo que la opinión de Rusia y de Irán coinciden en relación a muchos asuntos de la agenda internacional.

Sobre la cooperación entre ambos países, el mandatario ruso mencionó el exitoso lanzamiento de un satélite de teledetección fabricado en Rusia a instancias de Irán, el pasado 9 de agosto. Mientras, el intercambio comercial se incrementó un 81 % el año pasado, creciendo un 30 % más en los primeros cinco meses de este año.

Putin también anunció que las relaciones ruso-iraníes pasarán a un nivel de partenariado estratégico tras completarse los trabajos de preparación de "un gran acuerdo".

Por su parte, Raisi reiteró que los países de Occidente cometen "un error" cuando imponen sanciones contra Rusia e Irán, al tiempo que subrayó que su país no reconocerá las restricciones contra Moscú. Paralelamente, enfatizó que las medidas punitivas occidentales pueden servir para fortalecer los lazos entre ambos países.

Filtran documento que revela que es poco probable que la UE limite el precio del gas ruso

La Comisión Europea ha desistido de su plan de imponer un tope de precios al gas ruso, pero insiste en la aplicación de impuestos extraordinarios sobre las ganancias "excedentes" de las empresas energéticas, informa The Guardian que ha tenido acceso al proyecto del plan de ahorro energético.

El documento no contiene un precio máximo para el gas procedente de Rusia ni para el hidrocarburo que la Unión Europea importa desde otros países. La semana pasada, los países miembros de la UE no pudieron llegar a un acuerdo sobre dicha medida.

Se espera que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, publique este miércoles el plan del bloque comunitario para hacer frente al aumento de los precios de la electricidad. El texto final podría cambiar, pero el borrador revela las dudas que tiene la comisión para obtener suficiente apoyo a su opción favorita de poner un límite a los precios del gas ruso, señala el diario.

Discrepancias en la UE

Los Estados miembros de la UE, que importan grandes cantidades del hidrocarburo ruso, incluidos HungríaEslovaquiaAustria, se han pronunciado en contra de la iniciativa de Von der Leyen por temor a que Moscú cierre todo su suministro de gas, y la economía de esos países se hunda en una recesión.

Mientras que alrededor de una decena de naciones, entre ellas Francia y Polonia, busca la imposición de un límite de precios a todo el gas que la UE importa, argumentando que es la mejor manera de frenar el aumento de los precios, a Bruselas no le convence la idea por temor a que el bloque comunitario pierda frente a otros países que están dispuestos a pagar más por el gas. En tanto, Países Bajos y Dinamarca desconfían de cualquier tope de precios, mientras que Alemania considera que esa medida podría provocar divisiones en la UE.

En el marco de la "guerra total" de Occidente contra Rusia, los países del G7 acordaron, a inicios de septiembre, imponer un tope de precios al petróleo ruso. En respuesta, el presidente Vladímir Putin respondió que su país no suministrará "ni gas, ni petróleo, ni carbón, ni combustible, ni nada" a otras naciones si las políticas del G7 contradicen los intereses económicos de Moscú.

El 60% de los residentes de Francia se oponen a las sanciones contra Rusia por el impacto económico

Con una inflación récord ya establecida y una recesión a largo plazo que se avecina, pocos podrían negar que la guerra de sanciones de Europa contra Rusia ha fracasado económicamente, hasta ahora.

Una nueva encuesta de un importante canal de noticias de la televisión francesa ha revelado que los franceses se han vuelto extremadamente pesimistas sobre el conflicto en Ucrania y están cada vez más hartos del precio que tienen que pagar por un país que ni siquiera forma parte de la Unión Europea o la eurozona

La encuesta encontró que casi el 60% quiere que las sanciones a Rusia se detengan o se reduzcan si tienen un impacto demasiado grande en el poder adquisitivo del francés promedio.

Un enorme 75% de Francia dice que las sanciones a Rusia no han sido efectivas. Francia está dividida casi 50-50 sobre la cuestión de si la ayuda militar y financiera a Ucrania ha sido efectiva. Casi el 85% de los encuestados cree que la guerra se prolongará durante años.

La encuesta va en contra de las posiciones declaradas de los principales magnates de los medios de comunicación de Bruselas, París y Francia, pero la dificultad económica de la clase trabajadora francesa es extremadamente difícil de reprimir.

Hubo más de 100 arrestos en París el fin de semana pasado en una protesta del movimiento Yellow Vest basado en la economía. Muchos se preguntan si los franceses desafiarán cada vez más la conocida represión policial y judicial para protestar contra una economía desigual que parece empeorar.

Después de la pausa del coronavirus, los chalecos amarillos han estado marchando en todo el país todos los sábados desde que comenzó su «temporada 2» en octubre de 2021. Sin embargo, los medios franceses esencialmente han tenido un apagón en el grupo desde junio de 2019.

Si bien Europa advierte que es probable que la escasez de energía produzca un invierno de helado descontento, la nueva encuesta muestra que la mayoría de Francia ya se había cansado de las sanciones a Rusia al atardecer del verano.

El milagro del fracking se desvanece y condena al mundo a pagar más por el petróleo

Vicente Nieves

La poderosa irrupción de la industria del shale oil (petróleo de esquisto) y del fracking (fracturación hidráulica) en EEUU generó un espejismo energético que parecía muy real. La tecnología y la audacia empresarial americana habían vuelto a salir al rescate de unos consumidores que estaban pagando precios desorbitados por el combustible. Se publicaron multitud de estudios que anunciaban la 'muerte' del petróleo caro, puesto que la industria del fracking respondería a los incentivos (precios) produciendo más crudo cuando el petróleo superase los 40-50 dólares. Sin embargo, este milagro, que puso contra las cuerdas a la OPEP+, parece estar difuminándose, dejando al mundo una vez más a merced del gran cártel del petróleo.

El petróleo ha llegado a rozar en este 2022 los 140 dólares por barril, una zona que se presumía inalcanzable hace tan solo dos o tres años. La OPEP y Rusia llevaban años perdiendo cuota de mercado en favor de la industria petrolera de EEUU, gracias al shale oil y a las constantes mejoras en la técnica del fracking, que permitían extraer crudo a costes relativamente bajos (se estima que con el barril a 50 dólares ya era rentable ese petróleo). La producción de crudo en EEUU se multiplicó por más de dos entre 2011 y 2019, ayudando a rebajar el precio del 'oro negro' desde los 100 dólares de 2014 hasta una horquilla de 40 y 70 (precio medio del Brent en 2015-2019).

Todo era perfecto. La industria del petróleo en EEUU se movía por las fuerzas del mercado (los incentivos que generan los precios), frente al cártel de la OPEP, que únicamente buscaba maximizar su beneficio, quitándole parte de la tarta al consumidor, que pagaba unos precios inflados. "La producción de petróleo y gas de EEUU se disparó durante los años previos a la pandemia. De 2011 a 2019, la extracción de petróleo se duplicó con creces y la producción de gas natural aumentó un 50%... esta mayor producción fue consecuencia, en gran medida, de las ganancias de productividad, a través de una adopción más amplia de tecnologías en el fracking", explican Matthew Higgins y Thomas Klitgaard, investigadores de la Fed de Nueva York.

Sin embargo, el comportamiento de la industria petrolera americana parece estar cambiando, según estos investigadores de la Fed de Nueva York. Estos expertos demuestran que se está produciendo una desconexión entre beneficios y productividad. Las empresas americanas están centradas en retribuir al accionista, aprovechando la subida del petróleo, y se han olvidado de invertir. Mientras, el petróleo se aproxima a los 100 dólares de nuevo en medio de la guerra en Ucrania y los nuevos recortes de la OPEP+.

Aunque los precios del petróleo se han disparado, "la producción de petróleo en EEUU se ha recuperado muy lentamente de la caída durante la pandemia... Nuestro análisis en esta publicación sugiere que el crecimiento más lento de la productividad y la demanda de los inversores de mayores rendimientos han hecho que las empresas estadounidenses estén dispuestas a aumentar la producción solo cuando el precio del petróleo alcance un umbral más alto", sostienen Higgings y Klitgaard.

¿Por qué el fracking y el shale oil no obedecen como antes a las fuerzas del mercado? El inicio de la pandemia hizo que los precios de la energía cayeran en picado, lo que provocó un recorte en la producción, la inversión y la exploración porque no era rentable a esos precios (llegaron a ser negativos). Pero los precios se recuperaron y, para marzo de 2021, el barril de petróleo había subido a los 63 dólares por encima del promedio de 2019. Los precios del gas natural superaron su promedio de 2019 aún más rápido a finales de 2020. Los precios del petróleo y el gas continuaron entonces con una tendencia al alza.

Por el contrario, la producción y la inversión estadounidenses tardaron en recuperarse, a pesar de la subida de los precios. La producción de petróleo crudo en junio de 2022 estuvo aproximadamente un 7% por debajo de su nivel a principios de 2020. La producción de gas estuvo apenas por encima de ese nivel. Y el gasto de capital real en el segundo trimestre para la extracción de petróleo y gas disminuyó un 15% con respecto a su ritmo previo a la pandemia.

La industria del petróleo se lo piensa

¿Por qué respondieron tan lentamente la producción y el gasto de capital de Estados Unidos? Estos expertos ven hasta tres explicaciones relacionadas, con implicaciones importantes para la producción futura de petróleo y gas. Por un lado, destacan "la incertidumbre. Antes de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, había escenarios plausibles en los que los precios del petróleo podrían caer: otra desaceleración inducida por la pandemia, reducción de las sanciones a Irán y Venezuela, o una mayor producción de Arabia Saudí. En este sentido, los productores consideraron las pérdidas considerables en 2015 y 2020 y se mostraron reacios a expandirse", aseguran estos expertos.

Por otro lado, está la ambición de los propios dueños de las empresas petroleras que quieren recibir un retorno por su inversión. Ahora que el petróleo está cerca de los 100 dólares estarían aprovechando para distribuir una mayor parte del beneficio en detrimento de la inversión en nueva producción. Los economistas de la Fed de NY ponen de ejemplo la encuesta energética de la Fed de Dallas del primer trimestre de 2022, que preguntó a las empresas sobre los factores que frenan la producción. La respuesta más común fue la presión de los inversores para mantener altos rendimientos, con casi un 60%. "Mantener bajo el gasto de capital deja más dinero para devolver a los inversores como dividendos o para pagar deudas. Esta presión de los inversores por la "disciplina de capital" está, por supuesto, relacionada con la incertidumbre", aseguran desde la Fed de NY.

También hay es justo recordar que algunos expertos del sector culpan de este comportamiento a los cambios legislativos en favor de las energías renovables y a la criminalización de las energías fósiles (en parte por los mensajes de la Administración Biden), lo que ha generado gran incertidumbre en la industria, lastrando probablemente su inversión.

Otra explicación es que las empresas teman que el crecimiento de la productividad no pueda mantener los ritmos vistos en el pasado. Esto se ha comenzado a observar en los últimos años. El crecimiento de la productividad total de los factores en la industria se desaceleró hasta el 2,3% anual durante el período 2016-2019, lo que sigue siendo un ritmo impresionante, pero queda muy por debajo del 10% visto durante el período 2011-2016. "La desaceleración probablemente refleja la adopción madura y ahora casi universal de las tecnologías que provienen del fracking", explican los expertos de la Fed de Nueva York.

Todo lo anterior está modificando los planes de los dueños de estas empresas. La encuesta de la Fed de Dallas mencionada anteriormente también preguntó a las empresas qué precio se necesitaría para que la industria volviese a expandirse: "Alrededor del 41% de las empresas dijeron que se necesitaría un petróleo entre los 80-100 dólares por barril. Otro 29% citó un precio superior a 100-120 dólares por barril o más. (El resto dijo que la decisión no dependía de los precios)". Hace años, las empresas estaban dispuestas a invertir con el barril en 50-60 dólares, pero ahora parecen estar priorizando los beneficios. Esto tendrá implicaciones para el mercado de petróleo mundial, puesto que EEUU produce alrededor del 12% de todo el petróleo.

El resultado de esta tendencia va a ser un petróleo permanentemente más caro a nivel mundo. "Este cambio a un umbral de precios más altos tiene implicaciones globales. Durante la década de 2010, las empresas estadounidenses desempeñaron un papel clave para mantener bajos los precios mundiales de la energía, a través de su enorme contribución al crecimiento de la producción mundial de gas y energía. De hecho, el Departamento de Energía estima que el 75% del aumento en la producción mundial de combustibles líquidos entre 2010 y 2019 provino de una mayor producción en EEUU", sostiene el análisis de la Fed.

"El crecimiento más lento de la productividad y la demanda de los inversores de mayores rendimientos podrían impedir que suceda lo mismo en los próximos años. El resultado puede ser un suelo persistentemente más alto para los precios mundiales de la energía", advierten los economistas de la Fed de NY.

"Se avecina el mayor colapso económico de la historia", advierte el inversor Robert Kiyosaki

El reconocido inversor y escritor estadounidense, Robert Kiyosaki, pronostica que se avecina un colapso catastrófico de los mercados, e insta a sus seguidores a comprar criptomonedas antes de que esos activos transformen el actual sistema financiero global.

"Predigo que se avecina el colapso más grande de la historia mundial", dijo el autor del popular libro de libertad financiera 'Padre rico, padre pobre' en un correo electrónico enviado el pasado fin de semana a sus suscriptores, citado por Markets Insider.

Kiyosaki pronosticó una prolongada recesión, pero reiteró su opinión de que es el mejor momento para realizar inversiones a precios menores que antes, y obtener ganancias significativas. Además, el reconocido escritor considera que el dólar estadounidense colapsará el actual sistema económico, y que esto provocará la masiva adopción de las criptomonedas que no están controladas por los Gobiernos.

¿Es momento para invertir en criptomonedas?

"No es suficiente con querer entrar en [el mercado de las] criptodivisas. Ahora es el momento de ingresar, antes de que ocurra el mayor colapso económico de la historia", instó el autor de 'Padre rico, padre pobre'.

Sin embargo, en mayo pasado, Kiyosaki se mostró escéptico sobre la mayor de las criptomonedas: el bitcóin. "Comercio con bitcoines, pero no creo que tenga ningún valor. Simplemente juego", aseveró.

En reiteradas ocasiones, el inversor ha advertido que los precios de los activos se encuentran en niveles peligrosos, lo que podría desembocar en una caída dolorosa y prolongada. Ante esto, recomienda comprar bitcoines, oro, plata y otros activos de valor tangibles.

Situación explosiva en Europa

Manlio Dinucci

El fin de la comercialización del gas ruso que Occidente trata de imponer abarcaría ‎no sólo los gasoductos Nord Stream sino también el TurkStream. Así que todas ‎las presiones se enfocan ahora contra Serbia, país por donde pasa este tercer ‎gasoducto y que espera sacar provecho de la actual coyuntura.‎

Las sanciones occidentales contra Rusia impiden a Gazprom mantener en funcionamiento el ‎‎Nord Stream 1, único gasoducto que aporta el gas ruso a Alemania desde que Berlín prohibió la ‎apertura del Nord Stream 2. El Kremlin hace saber que:‎

«Las sanciones impuestas por la Unión Europea, Reino Unido y Canadá han interrumpido ‎el cronograma de mantenimiento técnico de los componentes de la turbina que ‎garantizaba el bombeo.»‎

La estrategia de Estados Unidos y la Unión Europea es evidente: impedir que Europa reciba el ‎gas ruso a bajo precio cuyo suministro estaba garantizado en los acuerdos a largo plazo que ya ‎estaban firmados con Rusia. Eso obligará los consumidores europeos a recurrir al mercado para comprar gas, pagándolo al contado y a precios mucho más altos determinados por la Bolsa ‎de Ámsterdam, que hoy es propiedad de una gran firma financiera estadounidense. ‎

En este momento, el único gasoducto que sigue bombeando regularmente gas ruso hacia Europa ‎es el TurkStream, a través del Mar Negro y de los Balkanes. Hungría, país que se opone a las ‎sanciones de la Unión Europea contra Rusia –a pesar de ser miembro de la Unión Europea y ‎también de la OTAN–, ha firmado con Gazprom un acuerdo a largo plazo para recibir a través del ‎‎TurkStream y desde Rusia el 80% del gas que necesita. ‎

Pero en los Balcanes existen –sobre todo contra Serbia, por cuyo territorio transita el ‎‎TurkStream– crecientes tensiones que la OTAN alimenta y que pudieran desembocar en una ‎paralización de ese último gasoducto que todavía sigue transportando gas desde Rusia. ‎

Esta situación es parte de un escenario político-militar que se hace cada día más explosivo. ‎Tanto que la nueva primer ministro británica Liz Truss se declara incluso «dispuesta a utilizar las ‎armas nucleares». ‎

Otro peligro surge del hecho que las fuerzas ucranianas –armadas, entrenadas y de hecho ‎dirigidas por la OTAN– siguen disparando –con el armamento entregado por la OTAN y la Unión ‎Europea– contra la central nuclear de Zaporoyia, actualmente bajo control ruso, con lo cual Kiev ‎pone toda Europa en peligro de tener que pasar por un nuevo Chernobil. ‎

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) advierte:

«Con la central nuclear de Zaporiyia se está jugando con fuego y algo mucho, mucho más ‎catastrófico podría suceder.»‎

Análisis: Para fines de 2022, la economía financiera mundial debería colapsar en un 40%

Valentín Katasonov

He escrito repetidamente sobre algunos economistas estadounidenses de mente sobria. Tales, por ejemplo, como Paul RobertsMichael Hudson. Sus puntos de vista sobre la economía y la política mundial difieren notablemente (a veces en 180 grados) de la posición oficial de las autoridades estadounidenses y de otros países del “Occidente colectivo”. Dicen la verdad y exponen las mentiras que se han convertido en la norma para los líderes políticos y gubernamentales estadounidenses y sus aliados.

Pero, afortunadamente, hay los mismos economistas honestos y valientes en Europa. Uno de ellos es Egon von Greyerz. Tiene doble ciudadanía (sueco y suizo). No es un economista académico, sino un empresario. Director de la sociedad de gestión suiza Matterhorn Asset Management, que se especializa en transacciones de oro y la prestación de servicios de asesoramiento sobre oro. Durante muchos años ha dirigido el sitio web GoldSwitzerland, donde publica regularmente sus artículos y comentarios. Aquí hay algunas publicaciones del mes pasado:

" Este otoño verá disturbios, escasez de alimentos, inflación masiva, malestar social, precios más altos del oro y el colapso de los mercados bursátiles”.

Un otoño con colapsos épicos de acciones , deuda , divisas , inflación  mucho más alta ,  que lleva a la pobreza y al malestar social "

La era del dinero falso se acabó - Egon von Greyerz "

" Sin electricidad , sin dinero, poca comida - el resultado es la pobreza".

El empresario suizo suele firmar con las tres letras de su nombre completo - EvG. También usaré esta abreviatura. Como admite EvG, después de un largo trabajo en el negocio bancario (alrededor de dos décadas), se dio cuenta de que no solo los bancos, sino todas las economías occidentales que se han vuelto "financieras" se precipitan rápidamente hacia un terrible colapso. Al mismo tiempo, no vio ninguna señal de que los jefes de estado y los jefes de las autoridades monetarias (bancos centrales y ministerios de finanzas) estuvieran al tanto de esta amenaza. Por el contrario, hicieron todo lo posible para acelerar el movimiento hacia el abismo. EvG, al darse cuenta de que no es capaz de influir en las autoridades y cambiar sus políticas asesinas, decidió dirigir sus esfuerzos para ayudar a las personas a salvarse en el momento en que ocurre este colapso inevitable. Consideró que el oro podría convertirse en tal refugio. Esto condujo a su transición del negocio bancario a la esfera de las operaciones con oro.

Gestión de activos Matterhorn (MAM) es la empresa líder mundial en propiedad directa de oro y plata físicos fuera del sistema bancario. Las bóvedas de MAM incluyen la bóveda de oro más grande y segura del mundo, ubicada en los Alpes suizos. Los clientes incluyen individuos de alto poder adquisitivo, oficinas familiares, fondos de pensiones, fondos de inversión y fideicomisos en más de 80 países. EvG está comprometido con una línea de conducta que le daría la máxima libertad para decir la verdad sobre el mundo actual de las finanzas y la economía. Según EvG, su principal ventaja competitiva frente a los bancos y compañías financieras convencionales es que comprende las debilidades de sus competidores. Incluso aquellos que ellos mismos a veces no ven.

Propongo echar un vistazo más de cerca al último artículo de EvG " Sin electricidad, sin dinero, poca comida - como resultado de la pobreza”, que fue publicado el 2 de septiembre. En él, me parece que la comprensión del autor del mundo moderno es claramente visible. El artículo va acompañado de varias figuras y gráficos, a partir de los cuales son visibles las tendencias del último medio siglo, tanto en EE. UU. como en todo el mundo. El movimiento del mundo hacia el colapso comenzó en 1971 cuando Estados Unidos anunció que dejaría de convertir dólares en oro de sus reservas del Tesoro. Esta fue la abolición de facto del patrón oro-dólar establecido en la conferencia de Bretton Woods en 1944. De jure, la abolición de este estándar ocurrió cinco años después, en la Conferencia Monetaria y Financiera Internacional de Jamaica en 1976. También observo constantemente en mis artículos que los años 70 del siglo pasado se convirtieron en el momento de un cambio brusco del mundo entero y el comienzo de su movimiento hacia el colapso financiero. Los “maestros del dinero” (los principales accionistas de la Reserva Federal de EE. UU.) lograron el derecho a la emisión ilimitada de “papel verde”, porque el “freno de oro” fue eliminado de la “imprenta” de la Reserva Federal (antes de eso, el volumen de emisión de dinero estaba limitado por la reserva de oro estadounidense). Desde entonces, el dólar estadounidense finalmente perdió toda conexión con la economía y el mundo físico, convirtiéndose en un cartel vacío o envoltorio de caramelo.

La emisión desenfrenada del dólar y otras monedas de reserva (el euro, la libra esterlina, etc.) estaba destinada a conducir, tarde o temprano, a una inflación loca. Pero nadie pensó en tal inflación. Nadie se fijó en ella hasta ahora. Este problema para muchos se hizo evidente solo este año, 2022. Hoy, todos los políticos, estadistas, jefes de bancos centrales hablan de inflación al unísono. Y todo porque incluso los líderes de los bancos centrales no entendieron qué es el dinero, qué es la riqueza y qué es la economía. En el mundo reinaba la ideología del monetarismo (yo lo llamo la “religión del dinero”), según la cual se puede crear riqueza y prosperidad utilizando la “imprenta”.

Así es como EvG caracteriza esta "religión del dinero" (énfasis en letra grande de EvG):

“… la inflación es el resultado de las políticas irresponsables y completamente irracionales de los gobiernos y bancos centrales que creen que la prosperidad puede surgir de la nada. No entienden, o al menos eligen no entender, que la creación imprudente de dinero falso sin valor CREA CERO RIQUEZA.

El dinero por sí mismo tiene valor CERO. El dinero es solo un derivado que obtiene su valor como medio de intercambio a través de la producción de bienes y servicios.

En pocas palabras, el dinero cuyo valor se deriva de cualquier otra cosa que no sean bienes y servicios tiene valor CERO”.

Sorprendentemente, el empresario suizo explica qué es la inflación exactamente como me la explicaron a mí hace más de medio siglo profesores que me enseñaron sobre economía. La inflación no es un aumento de los precios, sino una emisión de dinero sin garantía, o un desequilibrio entre la mercancía y la oferta monetaria a favor de esta última. Las subidas de precios son sólo una consecuencia o síntoma de la inflación (pueden darse casos de subidas de precios que no sean provocadas por la inflación). Como señala EvG, entre 1971 y 2019, la oferta monetaria, medida por el agregado M1 (cantidad de efectivo en circulación y depósitos transferibles) en la economía estadounidense, tuvo una tasa de crecimiento promedio anual de 6,1%. Lo cual es mucho más alto que la tasa de crecimiento económico en términos reales. A esta tasa de crecimiento, la oferta monetaria se duplicaba cada doce años. Por lo tanto, durante el período de 1971 a 2019, la oferta monetaria M1 aumentó 16 veces.

¿Por qué no hubo un aumento frenético de los precios durante el período de tiempo especificado? Por la sencilla razón de que casi toda la oferta monetaria creada de la nada fue a parar a los mercados bursátiles y tomó la forma de "burbujas" (crecimiento múltiple de las cotizaciones bursátiles de valores). Pero la inflación se nos presenta como un aumento de los precios en los mercados de productos básicos. Como resultado de este engaño, se crea la ilusión de que el aumento de la oferta monetaria no es tan terrible. Especialmente si la inflación de "burbujas" en el mercado de valores se llama "crecimiento económico". EvG escribe: " En sus cálculos, ellos (autoridades monetarias. - V.K.) ignoran convenientemente el crecimiento exponencial de los precios de las acciones, bonos y bienes raíces".

Hasta fines del siglo pasado, el crecimiento económico real en los Estados Unidos fue extremadamente bajo. Y la riqueza real per cápita en los Estados Unidos alcanzó su punto máximo a principios de siglo. Hasta el final de la década pasada, la economía estadounidense estaba marcando el tiempo.

Sin embargo, según EvG, la situación podría ser aún peor. Si el PIB de EE. UU. no se mide en dólares, sino en oro, entonces la economía de EE. UU. al final de las décadas pasadas y presentes estaba al nivel de mediados de los años setenta. Dado que el precio del oro es artificialmente bajo hoy, si se corrige al alza, el panorama será aún más sombrío. El PIB actual de EE. UU., expresado en gramos de oro, puede ser comparable al nivel de la década de 1930.

A fines de 2019, EE. UU. y muchos otros países occidentales mostraron signos de recesión. Y entonces comenzó la llamada pandemia de covid, que se atribuyó al colapso económico de 2020. Y que se utilizó para triplicar la velocidad de la "imprenta". No solo la Fed, sino también el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y otros bancos centrales del Occidente colectivo.

Desde 2019 hasta hoy (agosto de 2022), el incremento medio anual de M1 en Estados Unidos ya asciende al 74%. Esto ya está generando consecuencias catastróficas para la economía (no solo la estadounidense, ya que una parte importante de la oferta de dólares se va fuera de los Estados Unidos). A principios de agosto de 1971 (el mismo momento en que el presidente Nixon anunció el fin del intercambio de dólares por oro), la oferta monetaria M1 era de 225.000 millones de dólares. Y a principios de agosto de este año, "entró en la zona" de los 20,5 billones de dólares. Entonces, ¡la oferta monetaria para el período de 1971 a 2022 aumentó 91 veces! ¡Y en los últimos tres años, ha habido un avance sin precedentes, que asciende a 5,26 veces!

Cada vez queda menos economía real. Rápidamente está siendo reemplazada por la economía financiera o virtual. El indicador del PIB, por el que se guían estadistas, políticos, autoridades monetarias, hace mucho que dejó de medir la economía real, mide la economía financiera, que no alimenta ni calienta. Dado que las autoridades monetarias no ven la diferencia entre las economías real y financiera, no intentan cerrar la brecha creciente entre ellas. Pero luego entran en vigor los mecanismos espontáneos del mercado, que más o menos comienzan a reducir esta brecha. Las burbujas comienzan a estallar en los mercados bursátiles y la inflación y la hiperinflación comienzan en los mercados de productos básicos. "Los mercados de valores ahora están muy cerca del final de la corrección y reanudarán la tendencia bajista en serio. Es posible que la caída real de los mercados se espere hasta septiembre, pero el riesgo ya está ahí y es muy peligroso”, señala el artículo. Según EvG, a fines de 2022, la economía financiera global debe colapsar en un 40% para cerrar la brecha con la economía real.

Los bancos centrales de los principales países del mundo están encabezados por francos monetaristas que no saben ni quieren saber qué es la economía real. EvG escribe: " Pero Powell, Lagarde, Kuroda (los nombres de los líderes, respectivamente, la Reserva Federal de los EE. UU., el BCE y el Banco de Japón) o cualquier otro jefe del Banco Central no saben lo que realmente es una economía saludable. Para ellos, "confiabilidad" significa escasez, impresión de dinero, dinero falso, manipulación de acciones, tasas de interés, divisas y oro".

“ Powell, Lagarde y sus predecesores sentaron las bases perfectas no solo para aumentos de precios a corto plazo, sino también para una avalancha imparable de inflación global ” ,  señala EvG. Para desviar la atención pública de los verdaderos culpables de la inflación y la recesión económica, los "maestros del dinero" y los medios de comunicación controlados por ellos utilizaron primero una cortina de humo llamada "pandemia de covid". Todo fue atribuido a un misterioso virus. Y durante los últimos seis meses, todo se ha atribuido al presidente ruso Putin. O sea, fue él quien desenrolló el volante de la inflación en el mundo. "Los jefes interinos de la Fed y el BCE claramente no pudieron reconocer la inflación hasta que apareció un chivo expiatorio como Putin para culparlo todo ". EvG nombró a Jerome Powell y Christine Lagarde "Capítulos Temporales". Son sólo ejecutores de la voluntad de los "amos del dinero". Y estos últimos llevan deliberadamente al mundo a una catástrofe. “Sí, estamos presenciando una catástrofe humana a una escala nunca antes vista en la historia, y a escala mundial”, señala EvG.

EvG termina su artículo con palabras alentadoras: “Obviamente, el oro físico no será una panacea para los problemas potenciales descritos anteriormente. Pero a medida que el sistema monetario da su paso final hacia CERO, el oro sin duda será fundamental para preservar y asegurar la riqueza. Sin embargo, en tiempos de crisis, el círculo de familiares y amigos cercanos es lo que te mantendrá vivo y saludable”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente