Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Los países occidentales tienen que "llevar a cabo una especie de pedagogía política" para que todos los Estados apoyen su postura en el conflicto en Ucrania, declaró este miércoles el alto representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad, Josep Borrell, a los periodistas. Una declaración que es tanto como reconocer que la mayor parte del mundo no está del lado de Occidente y sus regímenes frente a Rusia.

"La situación requiere una implicación diplomática de alto nivel. Y hay que llevar a cabo una especie de pedagogía política para explicar cuáles son las causas de la guerra y cuáles son sus consecuencias", dijo el burócrata ceorrupto Borrell, cuando se le preguntó qué se podía hacer para lograr que todo el mundo, especialmente los países que no se sumaron a la política occidental hacia Rusia o que se abstuvieron, al final se unieran al apoyo del régimen de Kiev.

"Y tenemos que involucrarnos en una batalla de narrativas que no se ganará de la noche a la mañana", señaló, añadiendo que se requerirá un enfoque persistente, continuo e inteligente por parte de Occidente hacia colegas y socios de todo el mundo.

Lavrov: "Occidente trata a Zelenski según el principio de 'es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra'"

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró este jueves que EE.UU. y sus aliados tratan al presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, según el principio estadounidense de que "es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra".

"EE.UU. y sus aliados, con la connivencia de instituciones de derechos humanos internacionales, han encubierto sistemáticamente los delitos del régimen de Kiev durante ocho años, construyendo su política en relación con Zelenski sobre la base del principio estadounidense conocido: 'es, por supuesto, un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra'", afirmó.

Durante su intervención en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el ministro destacó que el término "impunidad" refleja lo que ha estado pasando en Ucrania desde 2014, cuando las fuerzas radicales nacionalistas llegaron al poder con la ayuda de países occidentales tras un golpe de Estado armado.

Tras estos hechos, comenzó "un desprecio total por los principales derechos humanos y las libertades". En ese contexto, Lavrov hizo hincapié en que todavía "siguen impunes los crímenes que fueron cometidos en Maidán en febrero de 2014" y en Odesa en mayo del mismo año.

A pesar de esto, "hoy tratan de imponernos una narrativa totalmente distinta sobre una agresión rusa como la causa primaria de todos los desastres".

El canciller ruso recordó que las autoridades ucranianas ignoraban la implementación de los acuerdos de Minsk e introdujeron "un bloqueo financiero, de transporte y energético en el Donbass". "El régimen de Kiev le debe su impunidad, por supuesto, a supervisores occidentales, sobre todo, a Alemania, Francia y EE.UU.", destacó.

Al mismo tiempo, Lavrov abordó los crímenes de las autoridades ucranianas contra prisioneros de guerra rusos, sus torturas y fusilamientos. Hablando sobre los acontecimientos en Bucha, el ministro solicitó que las autoridades ucranianas publicaran una lista con los nombres de las personas, cuyos cadáveres fueron mostrados en numerosos videos desde el lugar.

Al final de su discurso, Lavrov comentó el operativo militar ruso y reiteró que su inicio fue inevitable, haciendo hincapié en que Ucrania planeaba desempeñar el papel de trampolín para ejecutar amenazas contra Rusia.

Hablo la loca Liz Truss ante la ONU: "No descansaremos hasta que Ucrania venza"

El Reino Unido no dejará de apoyar a Ucrania hasta que el régimen de Kiev venza en el conflicto, dijo este miércoles la primera ministra del país, Liz Truss, durante su discurso en el 77.° Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York.

"En este momento crucial del conflicto prometo que mantendremos o aumentaremos nuestra ayuda militar a Ucrania mientras sea necesario", afirmó, refiriéndose al decreto de movilización parcial del presidente ruso Vladímir Putin, el cual, en opinión de Truss, demuestra el "fracaso catastrófico" de la operación militar rusa y refuerza la voluntad de Occidente de apoyar a Kiev.

Asimismo, señalo que mientras daba su discurso estaban llegando a Kiev nuevas armas británicas, incluidos cohetes MLRS. "No descansaremos hasta que Ucrania venza", prometió.

Además, la mandataria afirmó que Londres estaba proporcionando financiación y utilizando sus capacidades de seguridad "para ofrecer mejores alternativas a las ofrecidas por los regímenes malignos".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente