Libros Recomendados

 

Una oscura ONG alemana, Cinema for Peace, fue la que envió un avión ambulancia para trasladar al agente occidental ruso Alexei Navalni a Berlín, y ser tratado por médicos de la Charité de su supuesto envenenamiento con el agente nervioso Novitschok. Pero aunque fue esta organización la que hizo todas las gestiones, no disponía de fondos para pagar ni el transporte ni la factura del prestigioso hospital que, al no pertenecer Navalni al seguro sanitario alemán.

El coste del viaje ascendió a 79.000 euros y la hospitalización costó otros 49.900 euros que el “paciente” tampoco puede pagar, debido entre otras cosas a que tiene sus cuentas congeladas por orden judicial por las causas que Navalni tiene abiertas en Rusia. Por lo que la pregunta ha circulado durante las últimas semanas: ¿quién pagó las facturas del agente Navalni?

«Prometí decíroslo y os lo diré», ha escrito el líder de la oposición rusa en una publicación de Instagram, antes de revelar los nombres de los “benefactores”.

La factura del avión ha sido pagada por el oligarca Boris Zimin (en la imagen superior), afincado en Estados Unidos y fundador de la compañía de telecomunicaciones Vimpelcom. No es la primera vez que Zimin pone dinero para operaciones que puedan dañar al gobierno ruso.  Según el oligarca: «Os llamo a prestar atención y estrechar la mano de aquellas personas a nuestro alrededor que luchan por alguna causa por principios y por conciencia, arriesgando con ello su vida y su bienestar», y de hecho lleva tiempo apoyando con grandes cantidades de dinero el denominado “Fondo de Lucha contra la Corrupción de Alexéi Navalni” desde su fundación en 2012.

En cuanto a los costes hospitalarios de 49.900 euros, se han hecho cargo otros tres oligarcas rusos: Evgeny Chichvarkin, el economista Sergej Aleksashenko y el especialista en informática Roman Ivanov.

 

Evgeny Alexandrovich Chichvarkin

Todos ellos dicen ser “perseguidos” por el gobierno ruso. Evgeny Alexandrovich Chichvarkin (1974, Leningrado), es empresario y confundador de Euroset, vive desde finales de 2008 en Reino Unido. Durante algún tiempo fue el líder del partido de oposición Unión de Fuerzas de Derecha en Moscú y, en octubre de 2011, Anastasia Zhokhova, editora de la versión rusa de la revista Forbes, lo señaló como uno de los nueve empresarios rusos más extravagantes. Hijo de un piloto y una funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior de la URSS, se graduó en 1996 con un diploma en «Economía de la administración automotriz» y en 1997 creó junto con su amigo Timur Artemyev la compañía Euroset, que más tarde se convirtió en el mayor minorista móvil ruso. El 2 de septiembre de 2008, la policía rusa allanó la sede de Euroset, durante la investigación sobre el secuestro del exagente Andrei Vlaskin, y el 22 de septiembre de 2008, junto con Timur Artemyev, firmó un acuerdo sobre la venta del 100% de Euroset a ANN, una compañía de inversión dirigida por el empresario Alexander Mamut. El 22 de diciembre de 2008 huyó a Londres y en enero de 2009 el Comité de Investigación de la Fiscalía de la Federación de Rusia abrió un caso penal contra él. El 3 de abril de 2010, la madre de Chichvarkin, de 60 años, Lyudmila Chichvarkin, fue encontrada muerta en su casa. Según la conclusión preliminar de los expertos forenses, cayó y golpeó el borde de la mesa con su sien, pero Yevgeny Chichvarkin cree que fue un asesinato. Desde Londres ha acusado al Ministerio del Interior de Rusia de intimidarlo y extorsionarlo para la venta de Euroset y al sistema penitenciario ruso de mantener prisioneros en condiciones inhumanas. En agosto de 2010, Chichvarkin participó en una manifestación en defensa del Artículo 31 de la Constitución de la Federación de Rusia frente a la Embajada de Rusia en Londres. Desde 2009, este corrupto empresario figura en la lista de los rusos más buscados y su extradición ha sido oficialmente solicitada por la Oficina del Fiscal General ruso al Reino Unido… Aunque de alguna forma, el oligarca logró “convencer” al Tribunal de Primera Instancia de Westminster para que cerrara el caso de extradición, y para que el 24 de enero de 2011 el Comité de Investigación de la Federación de Rusia diera por terminado el caso penal contra Chichvarkin y el 26 de enero se suspendiera su búsqueda internacional.

 

Sergej Aleksashenko

Sergej Aleksashenko, reside, curiosamente en Washington (a todos les da por EEUU y el Reino Unido). Fue uno de los responsables de las reformas “liberales” de los años 90, que llevaron la muerte y la miseria a millones de rusos. Comenzó su carrera en el Instituto Central de Economía y Matemáticas de la Academia de Ciencias de la URSS, a finales de los años ochenta. Con el inicio de la Perestroika, se trasladó a trabajar como especialista en la Comisión de L. Abalkin (Comisión para la Reforma Económica del Consejo de Ministros de la URSS) y participó en la preparación del programa de reformas «500 Días», justificando la introducción de impuestos en sus publicaciones, en lugar del concepto de redistribución del valor agregado bajo el socialismo. En 1993, fue invitado a trabajar en el Ministerio de Finanzas de Rusia y ocupó el cargo de viceministro durante dos años, siendo responsable de la política macroeconómica y tributaria y liderando las negociaciones con el FMI. Después de tres años de trabajo en puestos directivos en el sector privado de 1995 a 1998, trabajó como primer vicepresidente del Banco Central de Rusia y fue responsable de la política monetaria y cambiaria y del sistema de liquidación y contabilidad. Dimitió en 1998, tras desvelarse que había compatibilizado esos cargos con sustanciosas operaciones en el mercado de bonos estatales. De 2000 a 2004 trabajó en puestos directivos en el holding ruso Interros, supervisó un proyecto para crear una empresa de Siemens con la rusa Power Machines, y hasta 2006, fue el presidente de la compañía Antanta Capital, antes de unirse al banco de inversiones estadounidense Merrill Lynch. Desde 2008, su nombre comienza a aparecer en las juntas directivas de las corporaciones estatales rusas Aeroflot - Russian Airlines, United Aircraft Building Corporation y United Grain Company, hasta que en 2013, el gobierno de Putin decide ir a por él y huye a Washington para escapar de la Justicia y acabar en la cárcel.

Roman Ivanov, el más joven de los tres, estudió Ingeniería Industrial, Finanzas y Economía antes de trabajar con gran éxito como gestor de proyectos para distintas empresas moscovitas. Habla alemán, inglés y ruso, además de contar con una gran experiencia en la distribución de maquinaria e instalaciones en el mercado ruso. Trabaja para los intereses del capital alemán en Rusia.

Navalni lamenta que Trump no haya condenado su presunto envenenamiento

WASHINGTON (Sputnik) — El opositor ruso Alexéi Navalni declaró en una entrevista con el canal estadounidense CBS, que lo que le sucedió nunca fue condenado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En una entrevista al programa 60 Minutes el activista recordó que los líderes de Francia y Alemania condenaron lo sucedido pero la administración Trump se abstuvo de hacerlo.

"Me di cuenta de que (Trump) no lo hizo. Creo que es extremadamente importante que todos... sobre todo el presidente de EEUU, esté firmemente en contra del uso de armas químicas en el siglo XXI", dijo Navalni.

Las imágenes también mostraron que Navalni y su esposa Yulia caminaban de la mano cerca de la Puerta de Brandenburgo en Berlín. Le acompañaba la corresponsal Lesley Stahl y tres hombres vestidos de civil, también a cierta distancia caminaban al menos nueve uniformados.

Stahl comenta en el vídeo que Navalni está siendo custodiado por las autoridades alemanas "por temor a otro envenenamiento".

"Le rodean muchos policías donde quiera que vaya", dijo Stahl en una entrevista a la cadena poco antes de la transmisión.

Navalni fue trasladado a Berlín desde Rusia el 22 de agosto después de pasar dos días en un hospital de la ciudad de Omsk, donde fue ingresado tras perder el conocimiento durante un vuelo procedente de la ciudad de Tomsk.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue