Libros Recomendados

Rybar

Ayer, todas las noticias del mundo transmitieron imágenes de los cuarteles destruidos donde se encontraban los prisioneros de guerra ucranianos: en la noche del 28 al 29 de julio, se llevó a cabo un ataque en el lugar donde se encontraban los prisioneros. El incidente tuvo lugar al este de la aldea de Yelenovka en la colonia penal Volnovakha No. 120. Como resultado del incidente, al menos 50 militares de las Fuerzas Armadas de Ucrania murieron, 130 resultaron heridos.

Nuestro equipo ha analizado información de fuentes abiertas y presenta nuestro análisis a su atención.

¿De dónde vino el golpe?

El golpe fue infligido en una extensión ubicada en la parte norte de la colonia correccional No. 120 de Volnovakha. Dado el número limitado de lugares en las instituciones correccionales de la LDNR y el número total de prisioneros de guerra que supera las 10 mil personas, la colonia se utiliza a plena capacidad. Se llenan todos los espacios posibles.

El análisis de la escena confirma que la parte este del edificio sufrió el mayor daño, donde se produjo un poderoso incendio y una explosión que voló las ventanas. Sin embargo, el lugar del impacto es el mismo: una brecha en el techo cerca de la cumbrera.

La dirección de la brecha en el techo y la fuente del fuego apuntan directamente a un ataque desde la dirección noroeste: el disparo se llevó a cabo desde la trayectoria de Marinka - Kurakhovo - el triángulo Sergeevka - Pokrovsk - Udachnoe.

No podemos confirmar ni desmentir la versión sobre el uso del MLRS HIMARS estadounidense: dada la frecuencia del uso de "quimeras", no es un problema recolectar fragmentos. El ruido mediático en torno al MLRS estadounidense tiene como objetivo mostrar al mundo entero el precio real del suministro de armas extranjeras a las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Pero no tenemos motivos para dudar de que el golpe a la colonia correccional de Volnovakha fue infligido precisamente por un cohete de las formaciones ucranianas.

En nuestra infografía indicamos una distancia de 70 km, correspondiente al alcance máximo de disparo de la munición GMLRS M30 del HIMARS MLRS. Pero, de hecho, se podría haber dado un golpe desde cualquier MLRS.

¿Por qué el ataque es beneficioso para Ucrania?

Cronología de los hechos:

▪️Los soldados del Regimiento Nacional Azov que se rindieron fueron llevados a la Colonia Correccional Volnovakha No. 120 el 20 de mayo. El 24 de febrero, el territorio del complejo estaba completamente vacío, según el asesor del alcalde de Mariupol, Petr Andryushchenko. Solo los prisioneros de guerra ucranianos podían permanecer en el territorio.

▪️Ya el 5 de junio se supo sobre los planes de las Fuerzas Armadas de Ucrania, a instancias de asesores británicos, para atacar la colonia en Yelenovka.

▪️El 20 de junio, ya se informó sobre el bombardeo regular de la colonia: formaciones ucranianas disparaban regularmente contra el territorio del complejo.

▪️El 27 de junio, informamos (https://t.me/rybar/34462 ) que la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania está presionando a la Viceprimera Ministra Irina Vereshchuk y exigiendo que el personal militar del Azov Regimiento Nacional sea incluido en las listas de canje, contando con la máxima promoción mediática de los casos de regreso del cautiverio.

▪️El 29 de junio se llevó a cabo el mayor intercambio de prisioneros de guerra según la fórmula 144 por 144. 43 militares del Regimiento Nacional Azov regresaron a Ucrania. El hecho del regreso del “Azov”, la inconsistencia en la toma de decisiones, así como las promesas incumplidas provocaron una tormenta de indignación en el territorio de Rusia.

▪️Seguramente, la reacción de la sociedad rusa complicó mucho el proceso de devolución del "Azov" y, posiblemente, descartó la posibilidad de su canje. Ya no fue posible llevar a cabo el procedimiento de extracción, y la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania comenzó a elaborar escenarios alternativos.

▪️El 28 de julio (https://t.me/RtrDonetsk/7956 ) se publicó un video de confesión de los crímenes de uno de los “Azovitas”, Dmitry Kozatsky. Todos entendieron perfectamente que tarde o temprano tal testimonio saldría de sus camaradas. Y se anulará el éxito de la reputación del Regimiento Nacional Azov como símbolo de la nación ucraniana.

En la noche del 28 al 29 de julio, las Fuerzas Armadas de Ucrania asestaron un golpe en la colonia correccional No. 120 de Volnovakha, cerrando de una vez por todas el tema del procedimiento de extracción.

El Karma

Cuando los niños rusos fueron quemados vivos en Kemerovo, Yaroslav Bais, un militante de Azov, escribió que fue un "boomerang". En general, escribió mucho. Por ejemplo, que llegará una tregua cuando todos los rusos "mueran".

 

Luego fue hecho prisionero e incluso bien tratado. Y entonces un cohete de los Himar voló hacia él, y ahora está en la lista de los quemados vivos con el número 30. Así es como se ve realmente un boomerang.

Análisis: Por qué Kiev bombardeó a sus propios soldados encarcelados en Donbass

Andrew Korybko

El bombardeo del viernes por la mañana de un centro de detención en Donbass mató al menos a 50 personas e hirió a unas 75. Rusia y la República Popular de Donetsk (RPD) acusaron a Kiev de cometer este crimen de guerra contra sus propios soldados encarcelados que estaban allí, mientras que esa antigua república soviética alegó ridículamente que sus oponentes se bombardeaban a sí mismos. Hablando objetivamente, la interpretación del incidente del primero mencionado es mucho más realista que la del segundo.

Para explicarlo, hay una cierta lógica inherente en que Kiev use HIMARS suministrado por EE. UU. para matar a sus soldados encarcelados, incluidos los que fueron capturados durante la rendición de Azovstal, para que no descubran sus crímenes de guerra. Quiere silenciar a sus militantes a toda costa para que no proporcionen pruebas que puedan usarse contra Kiev en los tribunales de justicia o al menos le den a Moscú la llamada "victoria de la propaganda". Como dicen, los muertos no cuentan cuentos.

Por otro lado, las afirmaciones de este representante de la OTAN liderado por Estados Unidos no resisten el escrutinio. Rusia y/o la RPD podrían haber matado en silencio a esos soldados encarcelados si realmente quisieran encubrir la tortura como especuló Kiev. Además, esas personas eran activos preciados para demostrar que sus oponentes no son los ángeles inocentes que se presentan. No tiene sentido matarlos, y mucho menos bombardearse a sí mismos de una manera tan dramática que se suma a la infamia de ese sistema de misiles suministrado por Estados Unidos.

El lector también debe tener en cuenta que Rusia y la RPD afirman haber encontrado restos de algunos misiles HIMARS en el lugar del incidente, lo que añade más credibilidad a su afirmación de que Kiev fue responsable del ataque. Tampoco ayuda a la causa de la antigua República Soviética que un alto funcionario de defensa estadounidense ya comenzara a poner excusas para el apoderado de su país durante una conferencia de prensa el viernes cuando argumentó de manera preventiva que Kiev “no tenía la intención de hacer eso”.

La cita exacta del sitio web oficial del Departamento de Defensa dice lo siguiente: “Esto es lo último que diría, si fuera un ataque ucraniano, te lo prometo, número uno, no tenían la intención de hacer eso, ¿verdad? Ciertamente se preocupan por su propia gente y se preocupan por los civiles y militares uniformados de su propio ejército”. No es muy convincente cuando la misma institución responsable de escupir innumerables mentiras a lo largo de los años comienza a encubrir a su socio antes de tiempo alegando un accidente.

Eso en sí mismo sugiere que la inteligencia estadounidense probablemente sea muy consciente de la alta probabilidad de que Kiev usó HIMARS para matar a sus propios soldados encarcelados para que no compartieran evidencia de los crímenes de guerra que se les encargó cometer en Mariupol y en otros lugares. No hay otra explicación lógica de por qué el Departamento de Defensa se comportaría de manera tan sospechosa si tuviera una confianza suprema en la inocencia de su representante como si estuviera tratando de hacerlo parecer.

Además, un alto funcionario ucraniano le dijo a Newsweek el otro día que su lado estaba "tirando a ciegas" porque "no tienen la tecnología para encontrar y corregir objetivos para ataques de artillería". Más tarde aclaró que "su comentario tenía la intención de resaltar la necesidad de que los socios occidentales de Ucrania continúen proporcionando un complemento completo de equipo militar, y no que Ucrania estuviera identificando o golpeando incorrectamente sus objetivos".

Este desliz de la lengua podría haber sido intencional en retrospectiva, con el propósito de fabricar de forma preventiva un encubrimiento en caso de que se descubrieran pruebas (como sucedió más tarde) que implicaran a Kiev en el ataque que llevó a cabo un par de días después. Esto también explica por qué el funcionario de defensa estadounidense comenzó a especular que la complicidad de Kiev en el ataque podría haber sido simplemente un accidente. Prefieren hacer quedar mal a HIMARS en un par de titulares que asumir la responsabilidad de lo que acaba de ocurrir.

Sin embargo, eso no es realista, ya que los HIMARS son elogiados por su precisión, por lo que no hay razón para creer que el ataque fue algo más que intencional. Sin embargo, esta excusa podría ser suficiente para distraer al público occidental si Rusia logra demostrar de manera convincente que Kiev fue el responsable. EE.UU. puede simplemente señalar la afirmación de ese alto funcionario ucraniano en su entrevista con Newsweek y culpar a las tropas mal entrenadas por bombardear “accidentalmente” a sus propios soldados encarcelados.

A pesar de que la explicación va en contra de todo lo que hasta ahora ha afirmado el Western Mainstream Media (MSM), liderado por EE. UU., sobre la precisión de HIMARS, sigue siendo mucho más creíble que la teoría de la conspiración de Kiev. Después de todo, no hay una explicación coherente de por qué Rusia y la RPD se bombardearían a sí mismos para encubrir supuestas torturas cuando fácilmente podrían acabar silenciosamente con los supuestos testigos sin llamar la atención de los medios globales sobre esa instalación.

Volviendo al incidente en cuestión, ciertamente parece ser el caso de que Kiev entró en pánico porque sus soldados encarcelados pronto soltarían los frijoles sobre la amplia gama de crímenes de guerra que habían sido obligados a cometer y, por lo tanto, decidió matarlos con HIMARS antes de que pudieran hablar. Sin embargo, este encubrimiento podría haber sido en última instancia en vano, ya que es posible que algunos ya hayan proporcionado su testimonio, lo que significaría que Kiev los mató por nada.

Un voluntario de Francia contó cómo presenció las falsificaciones de la supuesta “masacre” en Bucha, Ucrania

La llamada 'masacre de Bucha' no es más que una escenificación orquestada para los periodistas occidentales, compartió con Sputnik el exmilitar y escritor francés Adrien Boquet. En sus palabras, él estuvo en el lugar cuando los militares ucranianos preparaban el montaje y recopiló testimonios que lo confirman. Ahora, recibe amenazas a diario.

Boquet visitó Ucrania dos veces en abril con una misión voluntaria, con el objetivo de entregar ayuda humanitaria, equipamiento médico y medicinas. A principios de abril en Bucha el exmilitar vio cómo el Ejército ucraniano preparaba un simulacro, escenificando una masacre de civiles de la que posteriormente culpó a las tropas rusas.

"Cuando ingresamos a Bucha en un automóvil, yo estaba en el asiento del pasajero. Y cuando pasamos por la ciudad, vi los cuerpos de las personas a los lados de las calles, y al mismo tiempo, frente a mis ojos, observé los cuerpos de personas que se colocaban junto a los cadáveres que estaban en el suelo, para brindar la imagen de una muerte masiva", dijo.

Boquet subrayó que los reporteros de los medios occidentales "estaban cerca", y en cuanto "se formó un grupo de cuerpos, los periodistas se acercaron de inmediato y comenzaron a filmarlo".

"Me lo contó uno de los voluntarios que estuvo en ese lugar la víspera. Subrayo que no lo vi yo, me lo contó uno de los voluntarios. Me dijo que había visto el día anterior cómo los camiones refrigerados de otras ciudades de Ucrania llegaron a Bucha, de ellos descargaron los cadáveres y los colocaron en filas", explicó el francés.

El escritor explicó que los militares ucranianos presionaban y amenazaban a los voluntarios y a la población local, para evitar que se hiciera pública la falsificación.

Agregó que a los voluntarios se les prohibió tomar fotos y filmar vídeos.

"Nos advirtieron que, de lo contrario, nos esperaba una sentencia de 10 años o unas consecuencias más graves aún. Ese veto se extendió a la población local. Esa presión fue ejercida por los militares, principalmente por los miembros de Azov. Europa hoy en día no entiende hasta qué punto la población de Ucrania es víctima de una presión muy fuerte", resaltó.

Torturas de los prisioneros de guerra rusos

El voluntario galo denunció igualmente los asesinatos y torturas perpetrados contra los militares rusos. Boquet presenció torturas y asesinatos de prisioneros de guerra rusos al norte de Bucha, en los primeros días de abril, es decir, cuando el Ejército ucraniano ya se encontraba en esa localidad varios días.

"Escuché gritos cuando los miembros del grupo armado Azov preguntó quién era oficial. Tan pronto como se escuchó la respuesta, inmediatamente alguien le disparó a esa persona a la cabeza (...). Lo peor es que no vi ninguna actitud humana, ninguna emoción", indicó.

Según su relato, fue testigo de la tortura y el asesinato de prisioneros de guerra rusos en un hangar en la parte norte de Bucha. Fue a principios de abril, es decir, cuando los militares ucranianos habían recuperado el control de la ciudad durante varios días, precisa RIA Novosti.

Boke dijo que a menudo hablaba con los combatientes de las Fuerzas Armadas de Ucrania y el “Azov”, quienes lo impresionaron con su trato inhumano hacia los rusos, judíos y personas de otras razas.

En opinión del voluntario, como exmilitar le asombró el odio que manifestaban, y que la tarea principal de los miembros de los grupos armados ucranianos consistía precisamente en matar y torturar "a los perros rusos", mientras la situación de su propia población civil los tenía sin cuidado.

"Tan pronto como comencé a contar todo esto, comencé a recibir amenazas"

Según el voluntario, después de que comenzó a hablar sobre los crímenes cometidos por las formaciones armadas del régimen de Kiev, de los cuales fue testigo, él empezó a recibir amenazas contra su integridad física.

"Desde el principio, tan pronto como comencé a contar todo esto, comencé a recibir amenazas en mi dirección. Y además, dispararon contra mi buzón, ubicado cerca de mi casa, con una metralladora Kalashnikov", denunció.

Boquet teme además que las autoridades francesas lo procesen por sus declaraciones.

"Por supuesto que eso me causa temor, tengo miedo de que se fabriquen algunas cosas contra mí para silenciarme o meterme en la cárcel", recalcó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue